Público
Público

Víctimas de Uribe piden a la UE que investigue

Espiados por el DAS alertan del operativo ilegal en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres víctimas de los desvíos del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS), la central de inteligencia nacional, pidieron ayer al Parlamento Europeo que investigue el espionaje de ciudadanos europeos realizado por la agencia, bajo control directo del todavía presidente del país, Álvaro Uribe.

El DAS afronta en Colombia un juicio por escuchas ilegales, seguimiento y amenazas a políticos, periodistas y activistas pro derechos humanos que 'difunden informaciones sobre el pasado oscuro de Uribe y sus vínculos con narcotraficantes y paramilitares', según denunció ayer la periodista Claudia Julieta Duque, en el exilio tras amenazas que agentes de la central de inteligencia realizaron contra ella y su hija.

Tanto Duque como Luis Guillermo Pérez, directivo de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y también exiliado, denunciaron que la contribución del DAS a la política de Uribe incluyó la puesta en marcha de la llamada operación Europa, con el fin de espiar y desacreditar tanto a ONG europeas como a colombianos en el exilio.

Según ella, el DAS 'creó una ONG en Valencia como oficina fachada para desmantelar, cooptar y neutralizar a las ONG en Europa'. Entre ellas se encuentra la belga Broederlijk Delen, cuya responsable para Colombia, Patricia Verbauwhede, aparece como objetivo en uno de los documentos internos de la agencia. Una copia del texto, distribuida ayer, da instrucciones a los agentes del DAS para espiar y 'neutralizar la desinformación' de la activista y 'actuar con el fin de evitar la consecución de recursos para la ONG'.

El DAS 'creó una ONG en Valencia como oficina para neutralizar a las ONG en Europa'

Verbauwhede, responsable de la ONG para Colombia, fue arropada ayer junto a los activistas por Isabelle Durant, vicepresidenta de la Eurocámara, que se comprometió a impulsar su denuncia en la institución.

Duque justificó sus acusaciones con abundantes documentos procedentes del sumario del caso, que Público mostró el pasado viernes por primera vez en España. Según la periodista colombiana, 'la responsabilidad política y penal de Uribe está clara', ya que la agencia depende directamente del presidente de la República de Colombia.

Queda por esclarecer si, como sospecha el grupo de abogados con el que colabora, el DAS sigue practicando escuchas ilegales y también está por esclarecer hasta dónde llegaron sus tentáculos en los países de la UE, que podrían no haber sido consultados. 'La otra opción es más grave: que los gobiernos europeos hayan participado activamente y hayan consentido que estas cosas estuvieran pasando'.

Duque lo consideró posible en España, ya que el Gobierno es la 'punta de lanza del Uribismo en Europa', según ella. 'Moratinos suele decir que el presidente Uribe es un defensor de los derechos humanos. Si eso es así: ¿qué somos nosotros?', se preguntó, citando ejemplos de periodistas de prestigio que decidieron que no les compensaba vivir bajo amenazas constantes.

'No somos una amenaza para lo que llaman la seguridad del Estado democrático', reivindicó por su parte Luis Guillermo Pérez, de la FIDH. El activista, acogido en Bélgica desde hace más de diez años, anunció un viaje a Colombia para finales de este mes, advirtiendo de que, si las amenazas que ha recibido en los últimos años se cumplen, la Justicia deberá buscar responsabilidades en el Gobierno de Uribe.