Público
Público

Un vídeo muestra cómo la Policía británica dispara a los asesinos del soldado

El tabloide sensacionalista Daily Mirror ha difundido una grabación en la que se escuchan hasta ocho disparos contra los autores de la muerte del militar Lee Rigby

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una grabación muestra el momento en que la Policía británica abre fuego contra los presuntos asesinos de Lee Rigby, el soldado británico de 25 años que fue asesinado el pasado miércoles en nombre del islam, según reflejaba un vídeo en el que los asesinos reivindicaban el asesinato.

Los dos sospechosos, de 22 y 28 años, siguen este viernes bajo vigilancia policial en dos hospitales diferentes de la capital inglesa, donde fueron ingresados el miércoles tras resultar heridos por los disparos. Su situación es estable. Ambos son británicos y según fuentes cercanas al caso, uno de ellos es de origen nigeriano y que, aunque todavía no se ha confirmado, se cree que el otro también lo es.

El vídeo, grabado desde un bloque de viviendas cercano al lugar de la muerte, recoge el instante en el que la Policía los persigue hasta que abren fuego, efectuando hasta ocho disparos. Los hombres caminan por una acera y uno de ellos comienza a correr rápidamente hacia un coche patrulla. Un agente le grita que suelte su arma y éste deja caer el machete con el que degolló a Rigby.

Mientras continúa corriendo, los agentes efectuaron dos tiros contra ese primer agresor, que cae abatido al suelo, y la grabación recoge también cómo el segundo hombre parece apuntar con un arma hacia los agentes, que disparan cuatro tiros más contra ese hombre.

Uno de los agresores, identificado como Michael Adebolajo, de 28 años, podría tener conexiones con el grupo radical islamista Sharia4Belgium, organización que promovía la aplicación de la ley islámica en Bélgica y que se disolvió en 2012. Adebolajo se convirtió al islam hace una década guiado por Anjem Choudary, mentor del portavoz de la organización, Fouad Belkacem, publica este viernes el diario flamenco Het Laatste Nieuws.

El agresor además conocía personalmente al predicador radical británico Mizanur Rahman, quien también mantenía relaciones con radicales en Bélgica, según indicó éste mismo en su perfil de Facebook. Rahman, en prisión por incitación al asesinato, fue uno de los invitados por Shariah4Belgium en Amberes. Asimismo, los investigadores británicos habrían averiguado que uno de los sospechosos estaría interesado en unirse a la secta islamista Al Shabaab, que actúa en Somalia. Por su parte, fuentes del Gobierno de Nigeria, donde actúa Boko Haram, han negado a Reuters que los sospechosos quisieran unirse a los grupos insurgentes de África Occidental. 

La Policía está investigando si actuaron solos o, por el contrario, son parte de una conspiración mayor. Según la agencia de noticias británica, las fuerzas de seguridad están interrogando al hombre y a la mujer que detuvieron ayer en Londres por su presunta relación con este atentado para determinar sus vínculos con milicianos en Reino Unido o en el extranjero. Una fuente ha revelado que el MI5 conocía a los dos agresores por sus vínculos islamistas.