Público
Público

El volcán de Indonesia entra de nuevo en erupción

El cráter en la isla de Java, que ya ha dejado 34 muertos, comenzó a arrojar columnas de ceniza incandescente y gases

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La naturaleza no da descanso por el momento a Indonesia. El volcán Merapi en la isla de Java, que ya ha causado 34 muertos y 50.000 evacuados, ha vuelto a entrar en erupción. El cráter de 2.914 metros de altitud ha comenzado a arrojar grandes columnas de humo de ceniza incandescente y gases.

Mientras tanto, la cifra de víctimas por el tsunami sigue en aumento. Este jueves las autoridades de Indonesia elevaron a 343 los fallecidos por el tsunami originado el pasado lunes tras un seísmo de 7,5 grados en la escala Richter en el archipiélago de Mentawai. Los desaparecidos son 338.

La situación continúa siendo de riesgo para las 4.000 personas que perdieron sus casas tras el seismo y el tsunami. Ayer llegó el primer avión cargado con 16 toneladas de tiendas, medicinas, comida y ropa en la isla de Pagai, al norte de Mentawai, aunque los equipos de emergencia están teniendo problemas para llegar a algunas de las remotas islas.

Un gran número de afectados tuvieron que dormir la pasada noche a la intemperie ante la falta de tiendas de campaña.

La Agencia de Meteorología y Geofísica reconoció que los sistemas de alerta de tsunami, dotados con boyas de detención en el mar, dejaron de funcionar hace un mes debido a la falta de mantenimiento. 'No tenemos suficiente personal cualificado para supervisar el funcionamiento de las boyas', indicó Fauzi, el director de la agencia.

Sin embargo, las autoridades aseguran que la alerta hubiera sido inútil, ya que las islas, un destino turístico para surferos, se encontraban muy cerca del epicentro y las olas las alcanzaron en cinco o diez minutos.

La falla donde se produjo el terremoto es la misma que el 26 de diciembre de 2004 causó un seísmo de 9,1 grados y luego un tsunami que destruyó localidades costeras de una docena de naciones bañadas por el Océano Índico y mató a 226.000 personas.

La situación en Java no es mucho mejor para los afectados por la erupción del Merapi. Los muertos ascendieron este jueves a 34, la mayoría de ellas en la ladera del volcán.

Los más de 50.000 evacuados se hacinan en el extrarradio de Yogyakarta, la principal ciudad de Java, mientras que algunos grupos han decidido volver a las laderas del volcán a pesar del peligro.

Un manto ceniciento cubre las viviendas, árboles y cultivos que no ardieron con la ceniza incandescente en la ladera del Merapi, de 2.914 metros de altura sobre el nivel del mar.

Las operaciones de búsqueda de supervivientes, en la que participan soldados, policías y voluntarios que llevan una mascarilla blanca de protección se centran en Kinanhrejo y Turgo, en el territorio al sur del cráter.

El Merapi, considerado por los vulcanólogos un volcán de cono compuesto o estratovolcán, como el Teide (España), se asienta a 30 kilómetros al norte de ciudad de Yogyakarta.

Una de las peores erupciones del Merapi que se recuerdan fue en 1930 que mató a unas 1.300 personas. Indonesia se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona de gran actividad sísmica, y al menos 129 de sus más de 400 volcanes están activos.