Publicado: 31.08.2016 11:00 |Actualizado: 31.08.2016 11:00

La 'vuelta al cole' en África: peligra la comida escolar para 1,3 millones de niños

El Programa Mundial de Alimentos acusa a algunos países por haber reducido su financiación y por haberse "confabulado" para crear un déficit de financiación y comprometer los programas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
PMA/AGRON DRAGAJ

PMA/AGRON DRAGAJ

MADRID.- Más de 1,3 millones de niños en África Occidental y Central corren el riesgo de perder las comidas escolares del Programa Mundial de Alimentos (PMA), debido a las dificultades financieras que fuerzan a la agencia de Naciones Unidas a reducir su alcance, según informa la institución.

Entre las causas que destaca la institución de esta situación se encuentran los recursos más exiguos, diferentes prioridades de los donantes y cambios en los mecanismos de financiación de algunos países que se han "confabulado" para crear un déficit de financiación y comprometer los programas.



Asimismo, PMA ha destacado que a no ser que lleguen fondos el próximo mes, más de medio millón de niños en Camerún, Mali, Mauritania y Níger podrían empezar el año escolar sin las comidas de las que dependen. De seguir así, para finales de 2016, 700.000 niños se quedarán sin asistencia en otros 11 países, según señalan.

La institución explica que en Chad el programa de comidas escolares de PMA se ha reducido en más de un 90% en los últimos tres años debido a la escasez de fondos; de más de 200.000 niños participantes en 2013 a solo 15.000 en 2016.

Asimismo, en Senegal, la financiación actual cubrirá comidas escolares para menos de una quinta parte de los niños que se preveía que participarían en el programa. En Mauritania y Camerún, los fondos se acabaron en el año escolar 2015-2016, por lo que PMA detuvo la asistencia en enero y marzo respectivamente. Además, en Guinea, PMA reducirá a la mitad su asistencia durante este año escolar.

"En la mayoría de los países de África Occidental y Central asolados por el hambre y la malnutrición crónica, y cada vez más afectados por los conflictos, las comidas escolares han sido un salvavidas para los niños, ya que a menudo son las únicas comidas regulares y nutritivas que reciben", ha declarado el director de PMA para la región de África Occidental, Abdou Dieng.

La institución ha subrayado que son el "único" o "principal" proveedor de alimentos. Asimismo, ha detallado que durante o después de los conflictos en la República Centroafricana, Malí y Níger, o después de una gran crisis sanitaria como fue la del ébola, las comidas escolares han tenido un papel muy importante proporcionando a los niños necesitados comidas nutritivas; animando a las familias a que mandaran a sus hijos al colegio; y ayudando a los niños a recuperar su infancia.

"Los niños de los países y regiones donde las necesidades son más urgentes no tienen acceso a esta asistencia tan importante. Instamos a aquellos que nos apoyan a que no se olviden del valor de los programas de comidas escolares y que no dejen a más de un millón de niños volver o adentrarse aún más en la pobreza y el hambre. Necesitamos 48 millones de dólares de manera urgente para empezar o continuar nuestra asistencia mediante comidas escolares", expresa Dieng.

De esta forma, por cada dólar invertido en comidas escolares, hay un retorno económico de tres a ocho dólares, según muestran estudios realizados por PMA. Como señala la organización, esto se debe a que mejorando la salud de los niños en edad escolar aumenta su productividad cuando sean adultos trabajadores, y repercute en la siguiente generación al mejorar la salud de sus propios hijos.

Los donantes principales del programa de comidas escolares de PMA en África Occidental y Central para el año escolar 2015-2016 son Arabia Saudí, Canadá, Estados Unidos, Japón, Luxemburgo y la Unión Europea.