Público
Público

Washington se ahorra el veto a Palestina en la ONU

Un informe refleja el disenso entre los miembros del Consejo de Seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas enterró oficialmente las esperanzas palestinas de convertirse en un Estado de pleno derecho en la ONU al presentar un informe que refleja la falta de consenso de sus miembros sobre la solicitud de adhesión presentada el pasado 23 de septiembre en Nueva York por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, pese a la amenaza de veto de EEUU.

El informe, elaborado por la comisión técnica que llevaba algo más de un mes trabajando en el tema, deja la cuestión en un impasse. El documento final se limita a enumerar, en un lenguaje árido y formal, los interrogantes que plantea un Estado palestino y contextualiza la petición en el marco legal de la ONU. Asegura que 'la falta de fronteras no supone un obstáculo', recoge las inquietudes sobre 'la continua actividad de los asentamientos israelíes, considerados ilegales por la legislación internacional', y reconoce que existen 'distintas opiniones' sobre la oportunidad de presentar la cuestión a debate.

La petición de admisión sólo logra ocho de los nueve votos necesarios

'El Consejo discutirá ahora futuras iniciativas', se limitó a decir el embajador portugués, Jose Filipe Moraes Cabral, que ostenta este mes la presidencia del órgano decisorio de la ONU. Y añadió que 'no había ningún calendario' para tratar el asunto. Todo parece indicar que lo archivarán. Una votación subrayaría aún más las disensiones entre los miembros y pondría de manifiesto la falta de apoyo de la iniciativa palestina.

Los palestinos sólo han conseguido ocho de los nueve votos que necesitaban. Cualquier votación estaba de todas formas condenada al fracaso, debido a la amenaza de veto de EEUU, que se opuso desde el principio a la idea. Aunque en el documento de la comisión no figuran oficialmente las posturas de los países, varias filtraciones diplomáticas han permitido hacerse una composición de lugar.

En una reunión del Consejo la semana pasada, Rusia, China, Brasil, India, Líbano y Suráfrica respaldaron la petición palestina; Reino Unido, Francia y Colombia anunciaron que se abstendrían; Gabón y Nigeria, que parecían inclinarse a favor, y Alemania y Portugal, que seguramente se hubieran abstenido, prefirieron no anunciar sus posturas; Bosnia no habló, pero se preveía que también se abstendría.

Los palestinos creen que el fracaso se debe 'a la oposición de un país poderoso'

Los palestinos han indicado que decidirán 'pronto' los pasos a seguir. 'El informe está en manos de nuestros líderes y tomaremos pronto una decisión', explicó ante la prensa el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansour, al subrayar que el fracaso se debía 'a la oposición de un país poderoso', en clara referencia a EEUU.

El diplomático subrayó que a partir de ahora los palestinos intensificarán sus esfuerzos en la ONU para ser reconocidos como Estado miembro y recordó que había 'una larga lista de países, entre ellos Israel', que no consiguieron ser aceptados en su primer intento. 'Merecemos más y merecemos ser un Estado miembro de la ONU', dijo Mansour.

Después de la solicitud de adhesión el pasado septiembre, ya se barajó otra opción: la de pasar directamente a la Asamblea General y dar a Palestina un estatus parecido al del Vaticano. Un Estado observador sin derecho a voto, de menor rango, ya que no le permitiría, por ejemplo, acudir a las instancias jurídicas internacionales como la Corte Penal (CPI) para denunciar su situación con Israel.

La propuesta sólo necesitaría una mayoría simple para ser adoptada. Pero el ministro de Exteriores palestino, Riyad al-Malki pareció descartar esta opción la semana pasada.