Público
Público

Washington y Bruselas evitan reconocer a Maduro como presidente

El Príncipe Felipe no acudirá a la toma de posesión del viernes debido al clima de violencia y acudirá el presidente del Congreso, Jesús Posada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos y la Unión Europea se resisten a reconocer la presidencia de Nicolás Maduro, elegido el pasado domingo con 272.865 votos de ventaja frente a su principal rival, Henrique Capriles.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, insistió hoy en que 'debe haber un recuento' de votos en Venezuela y advirtió de que su país tendrá 'preguntas serias' si se determina que hubo 'enormes irregularidades' en las elecciones del domingo. El Gobierno estadounidense aún no ha decidido si reconocerá o no a Nicolás Maduro como presidente electo, indicó Kerry, quien se pronunció por primera vez sobre las elecciones venezolanas en una audiencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

Si Estados Unidos comprueba irregularidades hará 'preguntas serias al respecto'

El titular de Exteriores consideró 'muy dudoso' que Estados Unidos envíe una delegación a la toma de posesión de Maduro, prevista para este viernes, dadas las 'circunstancias debatibles' en las que se produce. Kerry aseguró que 'originalmente, Maduro dijo que apoyaba la idea del recuento', y más tarde el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió proclamarle ganador de los comicios.'Otros países y la OEA (Organización de Estados Americanos) han pedido también un recuento, así que veremos qué ocurre', señaló.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen urgió a Kerry en la audiencia a no legitimar 'las destructivas y corruptas políticas de alguien fiel al chavismo', en referencia a Maduro. 'Estados Unidos no debe reconocer (a Maduro) hasta que se complete un recuento y una auditoría completos y transparentes', señaló la legisladora de origen cubano.

Por su parte, la Unión Europea se muestra prudente a la hora de reconocer los resultados electorales de las elecciones presidenciales del domingo en Venezuela que dieron la victoria al candidato oficialista Nicolas Maduro y ha dejado claro que su reconocimiento de éste como presidente dependerá de cómo evolucione la situación sobre el terreno.

'Estamos siguiendo los acontecimientos en Venezuela muy de cerca. Estamos preocupados por la creciente polarización que vemos en el país. En particular deploramos la pérdida de vidas en las horas recientes', ha explicado la portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, en declaraciones a Europa Press. 'Estamos pidiendo a todas las partes que se impliquen en un diálogo pacífico y que rechacen la violencia', ha precisado la portavoz.

'Estamos pidiendo a todas las partes que se impliquen en un diálogo pacífico y que rechacen la violencia' La Unión Europea ha 'tomado nota de las peticiones de los representantes tanto del Gobierno como de la oposición sobre la necesidad de una auditoría de los votos y el subsiguiente anuncio de la Comisión Nacional Electoral de la elección del Señor Maduro'. La UE ha vuelto a defender en todo caso la petición a favor de una nuevo recuento de los votos. 'Creemos que es importante que el resultado de la votación pueda ser aceptado por todos y los recursos sean debidamente considerados por las autoridades competentes venezolanas', ha justificado la portavoz de Ashton.

No obstante, la UE ha elogiado 'la elevada participación en las elecciones del domingo' y ha renovado su 'llamamiento a las autoridades venezolandas para que tiendan la mano a todos los segmentos de la sociedad'.

A pesar de haber 'tomado nota' del anuncio de la victoria electoral de Maduro anunciada por la Comisión Nacional Electoral, la UE no ha querido precisar si le reconocerá como presidente sin un nuevo recuento de los votos. 'Por el momento, no hemos llegado a este punto. Todavía hay mucha incertidumbre sobre estas elecciones y tenemos que ver cómo evolucionará la situación', han explicado fuentes europeas consultadas por Europa Press.

'Por ahora somos prudentes de alguna manera porque hemos visto la petición muy fuerte a favor de un recuento', que debería 'hacerse de forma transparente y rápido', han precisado las mismas fuentes, que han dejado claro que el reconocimiento de Maduro como presidente 'dependerá realmente de cómo se desarrollan los acontecimientos'. 'Depende realmente de cómo se desarrollen los acontecimientos, lo que es realmente importante ahora es que no haya más violencia y que se encuentren vías pacíficas para avanzar', han precisado las fuentes.

El Gobierno de Estados Unidos urgió hoy a todos los venezolanos a evitar la violencia y exhortó a las autoridades de Caracas a que respeten 'los derechos de los ciudadanos para reunirse pacíficamente y expresarse libremente'. En una declaración emitida por la Oficina de Prensa de la Casa Blanca sobre las elecciones presidenciales del 14 de abril en Venezuela, el Gobierno elogió, como ha hecho la Unión Europea, la participación de los venezolanos 'en una forma pacífica y ordenada'.

Washington pidió a Caracas que respeten 'los derechos para reunirse pacíficamente' Además, 'exhortamos al Gobierno venezolano a que respete los derechos de los ciudadanos para reunirse pacíficamente y expresarse libremente', indica.'También urgimos a todos a que se abstengan de violencias y otras medidas que pudiesen aumentar las tensiones en este momento difícil', añade el comunicado oficial.

'Estados Unidos toma nota de la aceptación, por parte de ambos candidatos, de una auditoría de los votos y apoya las propuestas para un proceso creíble y transparente que dé al pueblo venezolano garantías acerca de los resultados', continúa la declaración, en el tono en el que se ha expresado John Kerry.'Un proceso tal contribuiría al diálogo político y ayudaría al avance de la democracia en el país', concluyó.

El Príncipe de Asturias no asistirá este viernes a la toma de posesión del presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, a pesar de que el Gobierno español ha reconocido su victoria en los contestados comicios del domingo pasado. La división del país y el clima de violencia generado como consecuencia del ajustado resultado electoral -no reconocido por la coalición opositora de Henrique Capriles- ha pesado en una decisión que han analizado detenidamente en las últimas horas el Ministerio español de Exteriores y Moncloa, en contacto con el Palacio de la Zarzuela.

Desde 1996, Don Felipe asume -por decisión del Ejecutivo- la representación de España en las tomas de posesión de los presidentes iberoamericanos. Hasta la fecha, tan solo ha faltado a una de estas ceremonias por motivos políticos en 2010, con motivo de la asunción del mando presidencial por parte de Porfirio Lobo en Honduras tras un golpe de Estado que depuso al anterior presidente, Manuel Zelaya.

España estará representada pero aún no se ha concretado por quién

España sí estará representada en cualquier caso en la toma de posesión de Maduro, pero a un nivel menor, tal y como confirmó ayer el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo. Finalmente, quien encabezará la delegación será el presidente del Congreso, Jesús Posada.

La ausencia del Príncipe se conoce después de que Maduro se diera por satisfecho con el reconocimiento que ayer hizo el Gobierno español de los resultados oficiales de las elecciones, que conceden la victoria a Maduro por un estrecho margen.