Publicado: 11.11.2016 11:11 |Actualizado: 11.11.2016 11:11

El xenófobo primer ministro húngaro dice que el mundo será mejor con Donald Trump

Según Orbán, con la victoria de Trump "ganó la realidad" y el mundo ahora "entra en una nueva era". El jefe de gobierno húngaro se opone al sistema europeo de reubicación de refugiados en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El primer ministro húngaro, Viktor Orban durante la conferencia organizada por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo en Budapest, Hungría. / EFE

El primer ministro húngaro, Viktor Orban durante la conferencia organizada por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo en Budapest, Hungría. / EFE

BUDAPEST.- El primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, aseguró hoy que con Donald Trump en la Casa Blanca el mundo mejorará y aplaudió que los estadounidenses hayan elegido a un presidente contrario a la inmigración. "El mundo será un lugar mejor con el nuevo presidente estadounidense", reiteró Orbán, el único jefe de Gobierno de la Unión Europea (UE) que ha apoyado a Trump durante la campaña electoral. Además, recordamos que Orbán está dificultando mucho la entrada de refugiados a Hungría, llegando a atentar contra sus derechos humanos.

El primer ministro húngaro añadió que con la victoria de Trump "ganó la realidad" y que el mundo ahora "entra en una nueva era". Según Orbán, Occidente "se retuerce en la trampa de las ideologías" desde hace más de 20 años, en vez de pensar sobre la realidad.



Respecto a las relaciones diplomáticas entre Budapest y Washington el jefe de Gobierno húngaro espera un "giro de 180 grados". Las políticas de Orbán han sido severamente criticadas por Washington desde 2010 y la Administración de Barack Obama denunció que el Ejecutivo magiar ha debilitado la democracia.

"Teníamos un problema con el Gobierno americano, ya que el presidente y su política exterior seguía una ideología liberal que quería exportar la democracia al extranjero, tal como ellos entienden la democracia", afirmó el primer húngaro, destacando que Washington "apoyaba los procesos de inmigración".

Orbán, que se opone al sistema europeo de reubicación de refugiados en la UE, recordó que "los americanos eligieron ahora un presidente contrario a la inmigración".  Respecto al fracaso en el Parlamento de su reforma constitucional para bloquear la llegada de refugiados, Orbán agregó que él ha hecho todo lo que ha podido y que ahora "el campo de batalla está en Bruselas".

El primer ministro dijo que por culpa de la oposición, que votó en contra de esa reforma, el Gobierno "tendrá que seguir luchando en Bruselas contra la inmigración", dando a entender que no presentarán de nuevo la enmienda al Parlamento de Budapest.