Público
Público

"Ya no tenemos dónde escondernos"

Eihab Yosif escucha las explosiones desde su casa de Gaza y piensa si mañana podrá ir al trabajar al Hospital Shifa, donde hoy sus compañeros han atendido a "20 mártires de la misma familia". "No podemos salir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eihab Yosif irá mañana a trabajar al hospital de Shifa si puede, porque 'con las continuas bombas sobre Gaza ya no es seguro salir de casa'.

'A veces sólo acuden al hospital los médicos que viven cerca, porque los bombardeos son continuos y no nos podemos mover'. Las ambulancias también son objetivo de los israelíes; ayer mismo murió un compañero conductor', se lamenta Yosif.

Van diez días de bombardeos y tres desde la invasión terrestre pero el deterioro de la Franja viene de lejos: 'Ahora la situación es dramática, no tenemos ni medicamentos, ni material médico, ni luz, ni agua... nada', pero ya hace tiempo que la población de Gaza sufría los constantes cortes de electricidad y 'se acababa el suministro de butano y gasolina, la gente no podía cocinar, ni conducir el coche', cuenta el médico palestino.

Y con la agresión la situación ha empeorado drásticamente: 'Volaban los cristales de los edificios y todo saltaba por los aires... Llegaron cientos de muertos el primer día y los hospitales no tenían capacidad para atenderlos', recuerda Yosif .

'Cuando los aviones atacaron los edificios de la policía, la gente se refugió en escuelas y hospitales. Después cayeron potentes bombas sobre las casas de los políticos que mataban también a todos sus vecinos. Después reventaron las mezquitas... Ahora ya no hay un sitio seguro donde esconderse', asegura.

'Ya hace tres días que no hay luz en Gaza', dice Yosif, y en los hospitales hacen lo que pueden con los generadores eléctricos. Hoy, los teletipos hablan de 23 muertos civiles, pero el doctor del Shifa, que ahora mismo escucha explosiones desde su casa de Gaza, asegura que sus compañeros del hospital han atendido a '20 mártires de la misma familia y a otros 40 heridos que ha provocado una explosión'.

Las tropas israelíes han penetrado en la Franja, la han partido en tres y continúan sin tregua los bombardeos desde tierra mar y aire. 'Los aviones sobrevuelan Gaza 24 horas al día, los soldados han entrado por el norte y el este pero cuando llegan a zonas pobladas no se acercan, no avanzan más', dice Yosif. 'No sé si es que no quieren o no se atreven', remata.

Por eso no se han producido combates cuerpo a cuerpo y solo se ha registrado una baja en el ejército israelí, mientras que los palestinos siguen cayendo y ya van más 500 muertos, 'más del 60% civiles', aventura Yosif.

¿La gente culpa a Hamás de lo sucedido? 'La gente solo se preocupa por sobrevivir, tiene el susto en el cuerpo, los niños están nerviosos... La gente sólo quiere que esto acabe cuanto antes, evitar tanto derramamiento de sangre', relata Yosif.

'Todo el mundo tiene mártires [víctimas de los ataques israelíes] en su familia y ahora la población está con los que les defienden de la agresión, simpatizan con Hamás, porque no hay tiempo para pensar en da más, sólo en los muertos y en que no muera nadie más'.
Yosif dice que después, cuando haya un momento para la reflexión, quizá haya un momento para preguntarse cómo pudo evitarse tanto derramamiento de sangre y pedir responsabilidades. Pero ahora... 'que dejen de caer bombas en nuestras casas'.