Público
Público

Una yaya bosnia asegura haber rescatado a los cachorros del río

Ruza Pavlovic dice que encontró a los cachorros del polémico vídeo luchando por mantenerse a flote en el margen del río

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha sido una historia que ha conmocionado al mundo. El vídeo publicado en diferentes páginas web que muestra a una joven arrojando seis cachorros de perro a un río de aguas rápidas mientras se deleita, entre risas, por los gemidos de los desamparados animales, no ha dejado a nadie indiferente.

Mientras unos defienden que matar camadas completas de cachorros recién paridos es una práctica que se lleva realizando en los pueblos desde hace cientos de años, otros han organizado una campaña para descubrir la identidad de la joven y llevarla ente la justicia (o quizás tomarse la justicia por su mano) por dar una muerte tan cruel a los indefensos animales.

Pero, ¿llegaron a morir los cachorros o sobrevivieron a la corriente del río? El diario británico Daily Mail publica un artículo con las declaraciones y fotografías de una anciana de Bosnia que asegura haber rescatado a los canes minutos después de que la joven de la capucha roja los arrojara al río.

La mujer, una abuela de 75 años, afirma haber salvado la vida de los perros después de ver que luchaban por mantenerse a flote a un lado del río, donde comenzaba a extenderse un campo de patatas. Pese a que la mujer muestra con orgullo a los cachorros en las imágenes, es casi imposible que sean lo mismos que aparecen en el vídeo.

Los cachorros que sujeta Ruza Pavlovic son de color marrón y negro, mientras que los lanzados al río parecen ser negros y blancos. Además, resultaría improbable que los animales recién nacidos fueran capaces de mantenerse a flote ni un solo minuto, después de ser engullidos por las rápidas y frías aguas del cauce del río. De momento, Ruza lamenta en la entrevista tener pocos recursos para hacerse cargo de los animales a los que sólo puede dar algo de leche, aunque, asegura, se 'encuentran bien'.

Aunque es improbable que la historia de Ruza sea veraz, de momento la Policía bosnia asegura haber detenido a la joven del vídeo, que ha confesado que fue grabado por su hermano y que ésta práctica no es un hecho aislado en su país.