Público
Público

Yemen se hunde en la guerra civil: otros 40 muertos en Saná

Milicianos tribales se enfrentan toda la noche en la capital con las fuerzas del dictador Saleh

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras más de cuatro meses de protesta pacífica contra Alí Abdalá Saleh, en el poder desde 1978, y de cruenta represión de sus fuerzas de seguridad, Yemen se hunde en la guerra civil. Mientras la oposición abandonaba oficialmente la idea de una salida a la crisis y de una fase de transición, los manifestantes decidieron defenderse y usar la fuerza desde el pasado 23 de mayo. En la noche del martes, después de una tregua de tres días, unas 40 personas murieron en enfrentamientos entre los hombres de Saleh y los milicianos del jefe tribal Sadeq Abdalá al Ahmar.

Las fuerzas de Al Ahmar, importante jefe tribal del país árabe y uno de los mayores líderes de la oposición, consiguieron ocupar el martes un edificio del Gobierno y, pocas horas después, una vez caída la noche, las fuerzas de seguridad cargaron. Los enfrentamientos seguían hoy por la mañana y, según fuentes médicas, la mayoría de las víctimas mortales de la noche eran seguidores de Al Ahmar; 13 eran policías y también hubo una veintena de heridos. En las calles de la capital, patrimonio mundial de la Unesco, había muchas hogueras encendidas y varios edificios fueron alcanzados por granadas de mortero y misiles.

La cifra de muertos podría aumentar, puesto que se desconoce si hay víctimas bajo los escombros.

El ataque de las fuerzas del régimen de Saleh no ha conseguido, sin embargo, detener el avance de los insurrectos, que tomaron el control de varios edificios de la calle 14 de octubre, muy cercana al Palacio Presidencial, y ocupan la sede del Congreso Popular General, partido del dictador. Los habitantes de Saná empiezan a abandonar la ciudad.

En el sur de Yemen, al menos 44 supuestos miembros de Al Qaeda murieron el martes en un intento fallido de asaltar un cuartel militar cerca de la localidad meridional de Zinyibar, donde hombres armados y fuerzas de seguridad se enfrentan desde el pasado 27 de mayo.