Publicado: 12.06.2014 10:12 |Actualizado: 12.06.2014 10:12

Los yihadistas cercan Bagdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El avance de los yihadistas en Irak continúa. Los combatientes del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) se encuentran ya a apenas un centenar de kilómetros de Bagdad tras sus nuevas conquistas e irrumpir ayer en Tikrit, capital de la provincia de Salahedín.

El Ejército iraquí, que parecía incapaz de frenar a los insurgentes suníes, encabezados por el ISIS, ha redoblado su ofensiva y bombardea con cazas las zonas controladas por los extremistas. Al Iraquiya, la television oficial, asegura que las tropas han vuelto a recuperar el control de Tikrit. Mientras tanto, el Parlamento iraquí estudia decretar el estado de emergencia en todo el país, tal como solicitó hace dos días el Gobierno del primer ministro chií Nuri al Maliki.   

Al Maliki achaca a una conspiración la rápida retirada de las tropas iraquíes 

Tikrit, cuna del fallecido dictador Sadam Husein, se encuentra a unos 160 kilómetros al noroeste de la capital, el próximo objetivo declarado del ISIS. No está claro si en algún momento los insurgentes dominaron completamente la ciudad, ya que aunque tomaron edificios y las tropas se retiraron de algunas zonas, los enfrentamientos no cesaron. Al Iraquiya informa de que las tropas iraquíes han liberado el edificio de la gobernación y han matado a 19 rebeldes, aunque se desconoce las bajas en las filas gubernamentales.

Al Maliki achacó ayer a una "conspiración" el rápido desmoronamiento y retirada de las fuerzas de seguridad en la provincia de Nínive, que ha permitido el avance fulgurante del ISIS sobre el terreno, si bien no ha detallado quién estaría detrás de la misma. "Hoy, lo importante es que estamos trabajando para solucionar la situación. Estamos llevando a cabo preparativos y reorganizando las Fuerzas Armadas para limpiar Nínive de terroristas", dijo Maliki.

El martes, los milicianos islamistas del ISIS consiguieron hacerse con el control de Mosul después de cuatro días de intensos combates en esta ciudad, la segunda más importante de Irak, lo que supuso un duro varapalo para el Gobierno. Este mismo miércoles, el grupo extremista explicó a través de Twitter que la toma de Mosul es parte de su plan "para conquistar todo el Estado y limpiarlo de apóstatas".

En las últimas 24 horas, los milicianos también se han hecho con el control de dos ciudades ubicadas al norte de Bagdad -Diluiya y Yathrib- y de varias localidades ubicadas en los alrededores de la ciudad de Kirkuk. De los enfrentamientos y la retirada de las tropas iraquíes se habrían aprovechado las fuerzas kurdas, que aseguran controlar por completo esta ciudad rica en petróleo. "Todo Kirkuk ha caído en manos de los peshemergas", ha declarado Yabar Yawar, portavoz kurdo. "El Ejército de Irak ya no está en la ciudad", ha enfatizado.

Los kurdos aseguran controlar la ciudad de Kirkuk tras el repliegue del Ejército de Irak 

Abu Mohamed al Adnani, portavoz del ISIS, ha arengado a sus combatientes para que dirijan la ofensiva hacia la capital y las ciudades meridionales de Kerbala y Nayaf, donde se encuentran los principales santuarios chiíes. Al Adnani define Bagdad como la próxima "capital del califato" y pide a los insurgentes que no dejen descansar a las tropas iraquíes y que confíen en "la victoria de Dios". "El ajuste de cuentas contigo (Al Maliki) no va a ser en Samarra o Bagdad, sino en las impuras Kerbala y Nayaf", amenaza el portavoz en su discurso.

"Prepárense y no renuncien a ningún palmo de lo que han liberado, para que no vuelvan los del régimen salvo sobre nuestros cadáveres", subraya el dirigente yihadista. En su opinión, "un Estado sin Dios no tiene poder", en alusión al régimen de Al Maliki y a la desbandada de sus soldados ante los ataques de los insurgentes suníes. "Un Estado no triunfa con soldados, armas y dinero sino con la ayuda de Dios y la fe de sus soldados", agrega Al Adnani, que destaca que "el islam ha comenzado a enaltecerse y a triunfar".

Ante el avance de los yihadistas, el Gobierno de Estados Unidos ofreció su apoyo a Irak. "Apoyaremos a los líderes iraquíes de todo el espectro político mientras forjan la unidad nacional necesaria para vencer a los radicales", indicó en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Washington proporcionará toda la asistencia al Gobierno de Irak bajo el acuerdo marco estratégico firmado por ambos países al término de la guerra estadounidense en Irak, iniciada en 2003. Esa ayuda para combatir al ISIS ha incluido hasta ahora la entrega a las fuerzas de seguridad iraquíes de 300 misiles Hellfire, munición para tanques y pequeñas armas, ametralladoras, granadas, rifles M16 y M4, entre otros, según la Casa Blanca, que también ofreció su apoyo a Turquía para liberar al cónsul y a varios diplomáticos turcos secuestrados en Mosul.

El origen del ISIS es el llamado Estado Islámico de Irak, una alianza de organizaciones radicales nacida bajo el paraguas de Al Qaeda en territorio iraquí en octubre de 2006, durante la ocupación estadounidense. En abril de 2013, añadió a su nombre "y del Levante" y anunció que comenzaba a operar también en Siria, lo que le ha enfrentado con la cúpula de Al Qaeda, que pide que se limite a Irak. El objetivo del ISIS, con prácticas más extremas incluso que Al Qaeda y responsable de numerosos atentados, secuestros y ejecuciones, es crear un emirato islámico en Siria e Irak.