Publicado: 11.06.2014 12:59 |Actualizado: 11.06.2014 12:59

Los yihadistas continúan con su avance en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha tomado el control en las últimas horas de otras dos localidades de la provincia de Salahedín, al norte de Bagdad, la capital de Irak.

Decenas de combatientes entraron anoche en la población de Suleiman Bek, después de enfrentarse con los efectivos de la Policía Federal, entre los que se produjo un número indeterminado de muertos y heridos. Por su parte, la policía municipal se retiró de los lugares donde estaba desplegada en el centro de la ciudad, por lo que los extremistas se hicieron con el dominio total de la zona.

Fuentes de seguridad revelaron que el EIIL ocupó la aldea de Al Siniya, a unos 50 kilómetros al norte de Tikrit, capital de Salahedín. Los extremistas también incendiaron una comisaría en la ciudad de Biyi, blanco desde el jueves de varios atentados. Refuerzos de seguridad han llegado a Tikrit, donde la situación permanece tranquila, pero las tropas se encuentran en estado de máxima alerta.

Ayer, el EIIL tomó el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, en un avance sin precedentes que llevó al Gobierno a pedir al Parlamento que decrete el estado de emergencia en todo el país. Los combates en la urbe han forzado a más de medio millón de personas a abandonar la provincia, según alertó la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Según el personal que la OIM tiene sobre el terreno, a los desplazados internos que han abandonado sus hogares no se les permite usar sus vehículos, por lo que la inmensa mayoría está emprendiendo la huida a pie. La OIM explica en un comunicado que aquellos desplazados que quieren adentrarse en la región del Kurdistán necesitan un permiso especial para hacerlo, y para ello precisan tener familiares que ya residan en esa provincia o alguien que se comprometa a acogerlos.

Los combates han causado muchos muertos y heridos pero el principal centro médico de la ciudad, compuesto por cuatro hospitales, está inaccesible, por lo que muchas mezquitas se han convertido en clínicas improvisadas. Los empleados de la OIM destacaron, además, que las familias que han decidido quedarse casi no tienen ya comida y que muchas no tienen ni electricidad ni agua corriente, dado que los sistemas de distribución han quedado destrozados por los combates y muchos generadores se han quedado sin combustible.

Tras la conquista de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive, los yihadistas se dirigieron a la región de Salahedín y capturaron parte de la localidad de Al Sharqat. También se hicieron con el control de varias localidades en la provincia petrolera de Kirkuk, en el norte del país, donde colocaron banderas negras en los edificios oficiales ocupados. El objetivo del EIIL, formado inicialmente por grupos radicales en Irak en 2006 y conocido por sus prácticas terroristas más extremas incluso que Al Qaeda, es crear un emirato islámico en Siria e Irak.