Publicado: 29.05.2015 21:50 |Actualizado: 30.05.2015 08:14

ENTREVISTA | VIKTOR YUSHCHENKO

Yushchenko: "Los ucranianos nos sentimos traicionados por Europa"

En una entrevista en exclusiva con Público, el que fuera presidente de Ucrania carga sobre los líderes europeos y compara a Putin con Hitler.

Publicidad
Media: 2.20
Votos: 10
Comentarios:
Intervención de Viktor Yushchenko en el Oslo Freedom Forum. /NACHO SEVILLA

Intervención de Viktor Yushchenko en el Oslo Freedom Forum. /NACHO SEVILLA

OSLO.- Viktor Yushchenko, Presidente de Ucrania entre 2005 y 2010, tiene varias preguntas para los líderes europeos: “¿Dónde están los garantes, los países que una vez nos aseguraron nuestra integridad territorial?, ¿por qué Ucrania no está recibiendo asistencia militar? ¿Por qué lleva tanto tiempo a los países decidir cómo ayudarnos?”. En una entrevista concedida en exclusiva a Público compara a Putin con Hitler y advierte de los paralelismos entre la Europa actual y la de 1938. La actitud de Rusia no le sorprende, “desde (la guerra entre Rusia y) Georgia en 2008 supe que Ucrania sería la siguiente”; pero sí el abandono de “nuestros aliados americanos, o nuestros amigos franceses, todos firmaron este documento (el Memorándum de Budapest) ¿Cómo se puede decir ahora a los ucranianos, olvidad eso, no os debemos nada? Pues eso es lo que hacen”.



"Ucrania renunció a su potencial nuclear, el tercero mayor del mundo, y a cambio recibió de los países del club nuclear garantías de su integridad y soberanía"

El principal político pro-occidental de la historia reciente de Ucrania reprocha a Europa su falta de apoyo a su país pese a que se comprometió a ello en el Memorándum de Budapest, “hay que recordar que en 1994 Ucrania renunció a su potencial nuclear, el tercero mayor del mundo. Y a cambio recibió de países del club nuclear garantías de su integridad y soberanía (…) los líderes más importantes del mundo vinieron a Ucrania, y pensamos que sus compromisos eran firmes. Aunque parezca increíble, hablando con un importante político hace unos meses me decía: bueno, eso no es un documento vinculante, es sólo un memorándum, ¿qué esperas? Yo pensaba que si tienes la firma del Primer Ministro británico, sea en un documento, o un compromiso de palabra, es algo válido”.

El hombre que lideró la Revolución Naranja hace una década, cuyo rostro se desfiguró temporalmente tras ser envenenado con dioxinas, presumiblemente por rivales políticos, ha pasado por Oslo Freedom Forum, para participar en una sesión sobre la crisis de la democracia. Pero su intervención no ha versado sobre su lucha pacífica por revocar unas elecciones manipuladas hace una década, como se preveía en este foro centrado en el enfrentamiento al autoritarismo y la defensa de los Derechos Humanos. Yushchenko, en conferencias y entrevistas, se centra en la situación desesperada de un país atrapado en “el conflicto entre el imperialismo ruso y sus valores y la Europa democrática con sus valores de libertad”.

El político ucraniano es una presencia peculiar en la dinámica, informal y diversa comunidad de activistas por los derechos humanos. Siempre serio, con mirada profunda y casi melancólica, se le ve siempre acompañado por un reducido grupo que incluye a su mujer, una traductora, y algún ayudante. Atiende a las charlas pero no se mezcla apenas con los demás participantes. Él está centrado en su denuncia del Kremlin y su solicitud de ayuda para su país.

Vídeo de la intervención de Yushchenko (12:17) en el Forum.

“Me temo que la guerra habrá acabado y Europa seguirá discutiendo cómo llamarla”

La estrategia del imperialismo ruso

La falta de un decidido apoyo europeo a Ucrania se debe según Yushchenko a dos factores, el primero es la dificultad de la UE, y la Comunidad Internacional, para acordar posturas comunes, “me temo que la guerra habrá acabado y Europa seguirá discutiendo cómo llamarla”, se lamenta. Y el segundo la habilidad de Moscú para explotar y fomentar esa desunión: “lo que hace Rusia es sacar unas cuantas cartas de la baraja de países europeos y establece una relación bilateral espacial con cada uno de estos países. Desafortunadamente, de repente ves cómo estos países empiezan a decir cosas diferentes de la postura que se considera común en Europa”.

El ex Presidente señala que otros conflictos motivados por el imperialismo ruso ya se dan por resueltos a favor del Kremlin. “Ya casi se han olvidado todo el mundo de Crimea, Transnistria (Moldavia) aparece sólo en los libros de texto, si le preguntas a un político actual por Nagorno-Karabaj (Azerbaiyán) te dirá que está en Pakistán”. Pero la actitud de mirar hacia otro lado ante el imperialismo ruso empeora la situación. “Quizá habría que recordar lo que ocurrió en Europa en 1938 cuando dos líderes europeos le dieron los Sudetes a Hitler. Piensan que si le dejan a Putin sus Sudetes estará contento y no empezará una guerra. Es el mismo dilema, si le regalamos Crimea a Putin a lo mejor se tranquiliza, satisface su apetito, ahora ocupa el Este de Ucrania, quizá se lo podemos dar y eso le parará, o darle a la zona un estatuto de autonomía especial para contentarle. Después irá a Varsovia, o a Sofía, y luego qué.”

Tenemos un problema con el régimen de Putin, y con él personalmente”, explica Yushchenko, “pero desafortunadamente también con parte de la sociedad rusa, que también son responsables de alguna manera de lo que sucede en Rusia y en Ucrania. Lamentablemente en Rusia no hay suficientes líderes opositores que puedan hablar contra el régimen. Putin actúa en nombre de la nación, la responsabilidad no es sólo suya. Al igual que el pueblo alemán fue responsable en cierta medida de lo que hizo Hitler”.

Viktor Yushchenko frente al Parlamento de Noruega. /NACHO SEVILLA

Viktor Yushchenko frente al Parlamento de Noruega. /NACHO SEVILLA

"Quizá habría que empezar a decir que el formato de las negociaciones que se han llevado a cabo para detener el conflicto no ha tenido ningún resultado significativo”

Apuntes para solucionar el conflicto

“Tenemos 1,2 millones de desplazados internos en Ucrania, quizá habría que empezar a decir que el formato de las negociaciones que se han llevado a cabo para detener el conflicto, no ha tenido ningún resultado significativo”, afirma Yushchenko. “En las negociaciones de Minsk, nadie es considerado agresor, Rusia se llama a sí misma observadora, como si no fueran la fuente del conflicto, como si los líderes títeres de las autodenominadas repúblicas tomaran las decisiones. Es una farsa”.

“Necesitamos una misión de paz que controle la frontera, que se interponga entre las partes para detener los combates. También hay que reforzar las misiones de observación. Y creo que el 90 por ciento de esta crisis se resolverá si esto se lleva a cabo.” Aventura Yushchenko. “Entendemos que este plan no es sencillo, que requerirá avances paso a paso, que tendrá que tener elementos diplomáticos, militares, humanitarios y financieros.”

Preguntado por su intención de volver a la política activa, responde lacónico: “no tengo planes específicos, hay cosas más importantes ahora”. Con respecto a la gestión del actual Presidente, Petro Poroshenko, opina que “se enfrenta a un enorme reto”, y explica que no tiene grandes diferencias con el gobierno porque “el 80 por ciento de los políticos actuales de Ucrania vienen de mi partido y formaron parte de mi administración, hubo un tiempo en que todos compartían la misma ideología, y creo que aún comparten las ideas fundamentales, y desarrollan el camino político que yo ofrecí hace diez años. No podría ser de otra manera, es el camino a Europa.”

Una Europa que no está dando el apoyo que Yushchenko cree que su país merece y necesita, aunque cree que el final será victorioso para Ucrania. “Ya nos ha pasado antes, de repente nos dejan solos ante nuestro gran vecino y tenemos que defendernos solos. Pero a diferencia de la época medieval, no podemos hacer alianzas casando a los miembros de la familia real, hay que buscar otros caminos hoy en día. Pero ganaremos, no tenemos ninguna duda, no pensamos siquiera en la derrota”.