Público
Público

Zapatero, "un izquierdista trasnochado" y cortoplacista

La legación de EEUU en España critica la relación bilateral "errática" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre los documentos revelados por Wikileaks a través del semanario alemán Der Spiegel se halla una nota de la embajada de EEUU en Madrid en la que se afirma que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero sufrió 'un gran fracaso' al no poder traer a Barack Obama a la cumbre Unión Europea-EEUU, que la diplomacia española había proyectado para el 24 y el 25 de mayo pasado.

'Por razones políticas internas, quieren organizar a toda costa una cumbre. Como no habrá ninguna visita del presidente Obama, será el mayor fracaso de Zapatero', cita la publicación alemana.

El Gobierno español, entonces presidente de turno de la UE, había hecho de esa cumbre una de sus apuestas, pero cuando Obama declinó en febrero la invitación para venir a España, la reunión se aplazó hasta el mes de noviembre.

El cable sobre el supuesto 'fracaso' de Zapatero y su fallido intento de contar con Obama para la cumbre de Madrid es uno de los 3.620 documentos que, según El País (uno de los medios a los que Wikileaks ha filtrado los informes confidenciales), fueron enviados al Departamento de Estado por la legación diplomática estadounidense en Madrid.

Estos informes van desde simples apreciaciones personales a resúmenes de conversaciones con el rey, Zapatero, Rajoy, González y Aznar. Junto a los políticos, aparecen ministros, jueces, fiscales y empresarios, de acuerdo con lo que afirma el diario español.

En realidad, poco se ha divulgado aún sobre el contenido de estos documentos que, en ocasiones, simplemente recogen argumentos que podían oírse entonces en la calle y en los medios de comunicación.

Un buen ejemplo es cómo, tras la victoria del PSOE en las elecciones de 2004, la embajada de EEUU atribuye en parte la llegada al poder de Zapatero a la mala gestión del atentado del 11-M, afirma El País.

La victoria de Zapatero despertó un gran interés en la legación diplomática deseosa de informar a sus superiores. De hecho, casi todos los despachos filtrados sobre España corresponden al periodo posterior a 2004 y a las dos legislaturas de Zapatero. En una de estas comunicaciones, citada por El País, se describe al presidente como el representante de una izquierda 'trasnochada y romántica'. En otro de los informes se le define como un político cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral.

Uno de los aspectos que despertó la inquietud de la embajada fue la retirada de Irak, que se hizo esperar sólo unos meses, y que deterioró significativamente la relación con EEUU. Otros puntos de fricción fueron el buen trato del Gobierno español a Cuba y Venezuela, que no gustaba nada en la sede diplomática, sobre todo durante el periodo (2005-2009) en el que estuvo a su cargo el cubano norteamericano Eduardo Aguirre, anticastrista acérrimo, que criticó públicamente al Gobierno español en varias ocasiones.

'Zapatero juega mirando a una base electoral izquierdista y pacifista, y usa la política exterior para ganar puntos en la política española, más que para atender las prioridades básicas de la política exterior u objetivos estratégicos más amplios (...) Esto ha derivado en una relación bilateral errática y en zigzag', asegura Aguirre, citado por El País, en un informe enviado a la secretaria de Estado Condoleezza Rice.

Frente a estos comentarios, el Gobierno español ha optado por callar. La ministra de Sanidad, Leire Pajín, sí se pronunció. Dijo que espera que 'se tomen medidas' para que filtraciones así no sucedan más.

DISPLAY CONNECTORS, SL.