Opinión
Publicado:  24.12.2014 09:28 | Actualizado:  24.12.2014 09:37
Te detesto
Moncho Alpuente

El feliz cumpleaños de los Simpson

Leer Artículo
Moncho Alpuente

Si hay un programa de televisión capaz de redimir la mala fama de los adictos a la televisión se llama “Los Simpson·, una serie que cumple 25 años, la más longeva en la historia del medio y que en sus inicios recibió furibundas críticas que tildaban el producto como “insultante para las familias, nefasto para los niños y nada recomendable para alcohólicos en vías de rehabilitación: Era verdad y en esa verdad se cimenta la popularidad de la serie creada por Matt Groening. Hay momentos en los que es necesario insultar a la familia, tratar a los niños como adultos pensantes y/o darse a la bebida para olvidar que el mundo de la familia Simpson es un mundo real y terrorífico como esa central nuclear de Springfield y el malvado capitalista que la dirige con métodos medievales, el alcalde corrupto, el jefe de policía estúpido, el director de la escuela patético, el pastor un cantamañanas y… Dejando a parte a los alcohólicos, que en Los Simpson son a la vez patéticos y entrañables, considero totalmente injustificables las críticas referentes al insulto a las familias.

Los Simpson son un canto a la familia que permanece unida con un padre impresentable, una madre sufridora, un hijo gamberro, una niña saxofonista, intelectual y ecologista y un bebé atónito.
Después de 25 años resulta que los años no han pasado, ni para sus protagonistas ni para su público al que se van incorporando nuevas generaciones capaces de compartir las enseñanzas de esta saga familiar, paradigma de lo políticamente incorrecto, provocadora y provocativa, rebelde y tolerante , la serie fue pionera en traspasar la frontera entre la animación infantil y la animación para adultos, camino por el que circulan hoy tantas series iconoclastas.

La transgresión de Los Simpson va más allá, sirvan dos muestras: Lisa Simpson, la intelectual de tan disfuncional familia plantea a la comunidad de Springfield el dilema de enseñar en su escuela, el creacionismo, o las teorías de la evolución. El darwinismo gana el debate, después de la exhibición de Homer como antropoide intentando abrir una botella de cerveza. Segundo ejemplo Bart Simpson, por motivos nulamente espirituales, decide hacerse católico y se convierte en centro de un enfrentamiento, cualquier cosa menos teológico, sobre las bondades de protestantes y católicos, incluyendo campamentos de verano, ferias y fiestas y atracciones diversas. En cuanto a Bart Simpson sospecho, desde hace tiempo, que es agnóstico

El nombramiento de Rafael Hernando. “El potro de Guadalajara” para la portavocía popular parece un reto. Esta en la linea  del "sostenella y no enmendalla" del Gobierno

Los Simpson se emiten en Antena 3, justo antes del telediario de las tres y, si seguimos conectados, bajaremos de las nubes de la cabecera de la serie a las cloacas de la más palpitante y regurgitante realidad con sus políticos dicharacheros y pícaros como Rafael Hernando que ha dicho caca y lo mismo cualquier día se atreve a decir, caca, culo y pis. Para desternillarse oiga.

Digan lo que digan de las ambigüedades y dubitaciones de Rajoy, hay que reconocer ese gesto, casi numantino, o saguntino, de nombrar portavoz en las postrimerías de su mandato a un broncas de muchísimo cuidado que se ha estrenado en el cargo casi el mismo día en el que los tribunales le condenaban por difamar a UPYD. Pocas bromas con Doña Rosa y la formación magenta. El nombramiento de Rafael Hernando. “El potro de Guadalajara” para la portavocía popular parece un reto. Hernando es de la línea dura y se formó como cadete de las Nuevas Generaciones hasta llegar a su espléndida madurez. De su talento para la conciliación baste recordar su afirmación de que los descendientes de las víctimas del franquismo que duermen en las cunetas solo se acordaban de sus muertos cuando había dinero por medio.

Miles de personas se acordarían ese día de los muertos de Rafael Hernando que no tienen la culpa de que el vástago haya salido como es. Nombrar a un acreditado cantamañanas como interlocutor de guardia del Gobierno es un gesto coherente con ese “Sostenella y no enmendalla” que sigue figurando en sus herrumbrosos blasones.

Biografía
Gracias a la Televisión Digital Terrestre desaguan en nuestras pantallas los canales más nauseabundos con sus vertidos más infames. Sumergirse en ellos es una tarea tan hercúlea como limpiar los stablos de Augias.
Sigue a este autor en:
Categorías
elecciones (1280)
podemos (446)
Política ()
pp (633)
psoe (509)
Más contenidos de Opinión