Publicado: 18.07.2015 08:42 |Actualizado: 18.07.2015 08:42

Ébola: La epidemia continúa avanzando

"Hay ya más de 100.000 muertos registrados por la epidemia, que en África tiene una mortalidad de cerca del 50%".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Campaña de sensibilización en Liberia.- EFE.

Campaña de sensibilización en Liberia.- EFE.

Perdonen que les moleste. Ya se que estamos en verano y que todo el mundo anda pensando en la piscina, en la playa o al menos en pasar unos días mas tranquilos fuera de su domicilio habitual, pero aunque sea un incordio me permito recordarles que no muy lejos, 3.600 km al sur de Madrid en línea recta, el Ébola está asolando un nuevo país, Sierra Leona, sin que de momento hayan cambiado mucho las cosas.

Hay ya más de 100.000 muertos registrados por la epidemia, que en África tiene una mortalidad de cerca del 50%. Sin embargo, los que aparecen en los medios de los países desarrollados, entre ellos los españoles, siempre son las personas “occidentales”, el problema es que la epidemia tiene su mayor y casi exclusiva incidencia en países africanos y que sus víctimas son pobres y de color, ambas condiciones los hacen prácticamente invisibles.

Cualquier persona que sólo siga el tema por los medios de comunicación de mayor audiencia creería que el Ébola es un problema ya resuelto, cuando la realidad es que se trata de una enfermedad que continúa su expansión y que sigue amenazando a centenares de miles de personas en África.



El problema es la ausencia de medios del sistema sanitario 

El problema del Ébola es sobre todo el de la ausencia de medios del sistema sanitario de estos países, su elevada mortalidad en África parece estar condicionada por la falta de medios sanitarios que permitan unos soportes básicos y una población con muchos problemas de salud (desde la malnutrición hasta la malaria y el VIH) y su propagación también lo esta por la ausencia de sistemas de prevención y unas condiciones higiénico sanitarias muy deficientes, por eso es tan difícil contener su propagación, porque el entorno es desfavorable y los medios que se utilizan son insuficientes.

La actitud de los países occidentales y los europeos ha sido realmente penosa y solo dos han hecho esfuerzos más o menos relevantes, EEUU por sus lazos históricos con Liberia, y Cuba por motivos solidarios a pesar de su mala situación económica. La UE ha posicionado algunos fondos para ayuda humanitaria, pero el balance global resulta bastante insuficiente como se ve por el avance continuado de la enfermedad.

En los medios de comunicación, una vez que desaparecieron los pocos casos de europeos y norteamericanos, el silencio ha sido la tónica predominante. Parafraseando a Gerardo Diego podría decirse que “Indiferente o cobarde Europa vuelve la espalda”, miramos para otro lado como si el problema hubiera dejado de existir, pero no es así, además del terrible coste en vidas humanas en la zona de la epidemia (no solo por el Ébola, porque la enfermedad esta destrozando los sistemas sanitarios sobre el terreno y ha aumentado la mortalidad por las otras enfermedades prevalentes en estos países), sin el control de la enfermedad existe un riesgo evidente de su propagación a nuestro medio (después de los casos “famosos” ha habido ya varios otros no confirmados en España, el último hace un par de semanas), que aunque ha disminuido después de los cambios en el Ministerio de Sanidad y en la Comunidad de Madrid, no dejan de estar presentes porque España es un país de paso desde África a Europa, en muchos casos de inmigración incontrolada y tenemos sobre el terreno muchos cooperantes entre los que es probable que acaben produciéndose nuevos casos.

Exijamos por lo tanto una política más activa de ayuda a los países donde continúa la epidemia, y la puesta en funcionamiento de sistemas sanitarios públicos sobre el terreno, con cobertura universal y sin barreras en el acceso, que como ha señalado la Organización Mundial de la Salud son los únicos con capacidad para garantizar una atención sanitaria de calidad de toda la población. Estamos ante un problema que nos afecta a todos, y todos debemos colaborar en su abordaje.