Diario Público
Diario Público

¡Maldita realidad!

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 7
Comentarios:

Se le agotan las excusas al PSOE y a Pedro Sánchez. Las del líder y las del partido son muy parecidas, pero cada uno tiene algunas específicas.

La más común y extendida es ese mantra de que “es una situación muy complicada”, porque “hay nuevas fuerzas políticas” en un “escenario nacional de bloqueo que está generando hartazgo en la ciudadanía”.

Las tres afirmaciones son ciertas y el PSOE se aferra a ellas desde el primer día. El detalle que se les olvida es que eso no es ni más ni menos que la realidad y afecta a todos por igual. Esa descripción que hacen no es un universo paralelo en la que sólo compiten ellos de forma injusta, es el mismo escenario en el que se mueven todos los partidos, incluido un PP que revalida mayoría absoluta en Galicia.

Por lo tanto, seguir escuchando a los dirigentes del PSOE decir que sus malos resultados son culpa de “la situación” es como si Zidane se quejara de que el equipo rival tiene un portero que no quiere que le metan goles.

Pero es definitorio. El PSOE está peleado con la realidad. Se niega a sumirla, considera injusto que haya otros partidos que quieran el voto y hasta parece indignarle que hagan campaña, les ataquen y traten de ganarles.

“¡Es que hay más partidos y encima quieren ganarnos!” parecen gritar las paredes de Ferraz.

No hay peor lucha que contra lo real. Es una batalla perdida de inicio, que te lleva irremediablemente a la extinción. ¿Es injusto que aparezca en la naturaleza un nuevo depredador? No, es inevitable. O te adaptas y compites o adiós.

Luego están las excusas particulares de Pedro. Son, sin duda, respuestas muy naturales de supervivencia, pero sin capacidad de cambio y adaptación. Se queja de los ataques que recibe internamente, olvidando que como secretario general es responsable de solucionarlo.

Si demoras durante meses y meses un Congreso del partido, lo normal es que entonces los comentarios y críticas al no poder hacerse ahí, se hagan donde sea.

Es normal que si no tuiteas nada durante la noche electoral en Euskadi y Galicia la gente busque tuits tuyos de 2012 en los que reconoces la paliza que te están dando, aunque fuera jugando a la Oca.

Es normal que si usaste presiones viles para quitar a tus rivales en Madrid, Galicia y medio partido, esas personas no vean injusto que se usen esas mismas armas contra ti.

¿Es mejor ir a unas elecciones con todo el partido ayudando, sin criticas internas, sin rivales, con listas apoyadas por todos y sin guerras internas? Sí, justamente esa es la labor de un secretario general. Si esa situación óptima no se da, toca asumir responsabilidades. Aunque sea -o consideres que es- injusto.

Querer solucionarlo todo con una consulta a las bases suena bien, pero vuelve a ser acordarse de la militancia cuando no hay más remedio. No son pocos los que dicen que cada vez que un dirigente apela a las bases es la prueba irrefutable de que está acabado en el partido. Desde luego la experiencia demuestra que por ahora así es.