Público
Público

Miss transexual "La belleza vende y yo la voy a utilizar para exportar un mensaje de tolerancia"

Ángela Ponce acaba de convertirse en al primera mujer transexual en ganar Miss Universo España 2018. Este sábado lucirá su flamante corona en la manifestación del Orgullo en Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ángela Ponce, Miss Universo España

"Nunca seré la típica miss que pide la paz en el mundo". Esa fue la promesa que Ángela Ponce (Pilas, 1992) se hizo así misma la noche en que fue coronada Miss Universo España 2018, el certamen que le permitirá competir en Miss Universo como representante española. Y lo ha cumplido desde el principio. A sus 27 años, esta sevillana ha roto barreras hasta convertirse en la primera transexual que logra tocar la cima de los concursos de belleza. 

¿Por qué eligió la pasarela para dar visibilidad al colectivo? ¿Nunca temió que su reivindicación se diluyese en la cosificación?

La belleza vende, no nos engañemos. Se utiliza a la imagen de las mujeres para publicitar productos, espectáculos y todo tipo de cosas. Lo que yo quiero exportar es un mensaje de tolerancia, respeto y amor por una misma. Hay que ser inteligente y saber jugar tu baza. 

Desde luego, cuenta con el impulso de ser pionera...

Bueno, hubo alguien antes que yo. Jenna Talackova se presentó a Miss Universo Canadá en 2012, pero se formó una polémica enorme cuando se supo y eso impulsó un cambio en la normativa. Ella no consiguió ganar, pero abrió el camino. Tres años después, me sucedió algo parecido. Fui Miss Cádiz y tampoco pude pasar de ahí porque la organización de Miss Mundo sigue sin aceptar a mujeres transexuales. Esta vez lo he conseguido. Este título tiene una dimensión internacional que lo convierte en una ventana al mundo y lo tengo que aprovechar. No solo por mí, sino también por todos los que esperan que las cosas cambien.

El Orgullo es otra oportunidad para reivindicar los derechos del colectivo y este año, precisamente, los organizadores han decidido poner el foco en la lucha de las personas trans. ¿Estará allí?

¡Sí! No me pierdo la marcha por nada.

¿Qué le gritaría al mundo si tuviese la ocasión de dar el pregón?

Si tuviese esa oportunidad me gustaría clamar por la información, porque no existe. La mayoría comenzamos este camino a ciegas. Es fundamental que los colegios eduquen en diversidad, que las diferencias se entiendan como lo que son: algo natural. 

Sin embargo, hay quien todavía pone a circular un autobús tránsfobo. ¿Qué opinión le merece ese tipo de iniciativas?

A esa gente hay que responderle con silencio. Todos tenemos una vida y nadie nos puede impedir que la vivamos a tope. Eso es lo que tenemos que hacer, dejarnos de palabras y demostrar con nuestros actos que vamos a luchar por nuestros sueños.

Y, puestos a pedirle deseos al genio, ¿qué le gustaría que le deparase el futuro más cercano?

Me encantaría ganar Miss Universo a nivel mundial, eso por descontado. Además de ofrecerme oportunidades profesionales, esa corona me garantiza un espacio en los medios de comunicación desde donde puedo trabajar como activista. Lo que quiero es seguir creciendo por dentro y dedicarme a dar conferencias que ayuden a otra gente. Si algo he aprendido mientras colaboraba con la Fundación Daniela es que hay que unirse y creer en la fuerza del colectivo.