Gracias a la masiva participación, #ElTatuajeQueMásDuele es al final un mensaje positivo hacia los gitanos