Publicado: 24.03.2014 14:25 |Actualizado: 24.03.2014 14:25

Unos 7.000 bilbaínos despiden a su alcalde, Iñaki Azkuna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 7.000 bilbaínos han despedido este lunes al alcalde Bilbao, Iñaki Azkuna, en los alrededores de la Catedral de Santiago, y en la Plaza Nueva, a través de pantallas gigantes instaladas con este motivo y ante la imposibilidad de que la catedral albergara a todos los interesados en asistir al funeral. La Plaza Nueva, totalmente abarrotada, ha reunido a unos 5.500 ciudadanos, mientras que unos 1.500 se han congregado en los espacios cercanos a la catedral.

El inicial sirimiri y la posterior lluvia ha obligado a los presentes a permanecer durante los 90 minutos que ha durado la homilía, protegidos bajo sus paraguas. Mientras, en las pantallas gigantes instaladas en la Plaza Nueva y en la de Santiago se han sucedido las imágenes de una misa que ha seguido el guión diseñado en vida por el propio Azkuna.

Muchos de los bilbaínos se habían propuesto madrugar para poder hacerse con alguno de los asientos disponibles, tanto en el interior de la catedral, como en los pórticos laterales, en los que se han colocado varias filas de sillas antes las pantallas gigantes. Algunos de ellos han comenzado a llegar alrededor de las siete y media de la mañana, cuatro horas y media antes de las honras fúnebres.

De muchos balcones y ventanas de los alrededores de la catedral han colgado ikurriñas con crespones negros en señal de luto y los comercios exhibían carteles con la fotografía del alcalde Azkuna que han editado las asociaciones de comerciantes con la frase "Eskerrik Asko Iñaki (Muchas gracias, Iñaki)".

Durante la mañana de este lunes, el bullicioso Casco Viejo ha permanecido casi en silencio. Bajo los paraguas, los bilbaínos, que, por expreso deseo del alcalde, no le habían podido mostrar públicamente su cariño en actos públicos hasta hoy, le han despedido de forma casi callada en el último día oficial de luto.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha expresado su reconocimiento por el alcalde de Bilbao y le ha calificado de "gran alcalde y buena persona". "No hay más que ver el reconocimiento, todo el mundo le apreciaba y le valoraba, tenemos que hacerle también nuestro homenaje porque se lo merece", ha dicho en declaraciones a La Sexta.

Al funeral han asistido también los príncipes de Asturias, el lehendakari, Iñigo Urkullu y su esposa, así como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Los cuatro exlehendakaris —Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza, Juan José Ibarretxe y Patxi López— han acudido también a la catedral, junto a la totalidad de parlamentarios vascos, consejeros del Ejecutivo vasco y concejales del Ayuntamiento de Bilbao.