Publicado: 27.08.2015 19:24 |Actualizado: 27.08.2015 23:42

Las 4.000 enmiendas de la oposición
a los Presupuestos, a la basura

El Gobierno no está dispuesto a negociar con los grupos parlamentarios la más mínima modificación al último proyecto de cuentas públicas presentado por Rajoy en el Congreso.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.- Los grupos parlamentarios de la oposición han presentado este jueves en el registro del Congreso de los Diputados más de 4.000 enmiendas al articulado a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016, el quinto proyecto de cuentas públicas del Gobierno que preside Mariano Rajoy, conscientes de la inutilidad de su trabajo.

“Habría que abrir una porra sobre cuántas enmiendas va a admitir en esta ocasión el Gobierno del PP y de Rajoy”, ha comentado en tono irónico a Público Antonio Hernando, portavoz del grupo parlamentario socialista. “A nosotros nos admitió una el pasado año a última hora, consistente en la colocación de una coma; presentamos más de 1.300 enmiendas”, añade con mas sorna si cabe.



En esta ocasión el grupo socialista ha presentado este jueves un total de 1.601 sin la menor esperanza de “colocar” siquiera algunas en el texto remitido a la cámara por el ministro Montoro. El resto de grupos no se han quedado cortos tampoco: La Izquierda Plural ha registrado 550, Convergència i Unió, de forma conjunta, han planteado 625 modificaciones, UPyD, otras 244, el PNV, apenas 8, y las diferentes formaciones políticas integradas en el grupo mixto han aportado alrededor de mil enmiendas, principalmente de la mano de ERC y de Compromís, con algo más de 300 cada una de ellas, y del BNG, con otras 200.

El grupo parlamentario popular, que da apoyo al Gobierno, también ha presentado un centenar de enmiendas, pero todas ellas son de carácter “técnico”, según reconoce la portavoz en esta materia Matilde Asian. Es una cifra similar a la del año pasado y en ningún caso supone una alteración de las cifras elaboradas por Montoro. Una de las más significativas es la enmienda conjunta con el único diputado de UPN, socio parlamentario, para dotar con 3 millones de euros sendas campañas de apoyo a jóvenes embarazadas y de fomento a la natalidad.

En total suman 4.227 enmiendas. Salvo alguna excepción todas están condenadas únicamente a llenar las casi 3.000 páginas del Boletín Oficial de las Cortes Generales que se editará a partir de este fin de semana. Es difícil, por no decir que imposible, que pasen al Boletín Oficial del Estado al final del trámite parlamentario; salvo las del grupo popular, evidentemente.

Cuatro enmiendas el año pasado


En otoño del pasado año, para el presupuesto que se está ejecutando en este ejerció de 2015, el Gobierno de Rajoy y su ministro Montoro apenas aceptaron cuatro enmiendas, dos de CiU y dos del PNV, más otra a última hora planteada por el grupo socialista que consistía básicamente en una corrección técnica. En total, la oposición presentó 4.068 enmiendas.

En años anteriores el resultado fue similar. Por ejemplo, en la negociación de los presupuestos para el año 2014 el Gobierno admitió otras cuatro enmiendas – también a los dos grupos nacionalistas – en el trámite del Congreso. En el Senado el PP se avino a corregir de su puño y letra hasta 17 para poder sumarlas al proyecto del Gobierno.

Casi todas las enmiendas de la oposición se dirigen, fudamentalmente, a potenciar aspectos sociales

En total, las enmiendas planteadas por los diferentes grupos de la oposición en las dos cámaras superaron la cifra de las 6.000 enmiendas en el otoño de 2013 para los PGE de 2014. Ocurrió lo mismo en posdebates de los dos ejercicios anteriores y en que se discutió el pasado año. Alrededor de 24.000 enmiendas planteadas para cuatro presupuestos generales del Estado y apenas admitidas 16 y otra cantidad similar con correcciones hechas por el PP. Todo un alarde de la capacidad negociadora manifestada por el Gobierno de Rajoy.

En esta ocasión, por quinta vez, todo indica que la senda a seguir por las enmiendas de la oposición será la misma: el cesto de la basura. En su conjunto, las enmiendas de la oposición se dirigen, fundamentalmente, a potenciar aspectos sociales. Así, las correcciones que plantea el grupo socialista suponen el cambio de destino de 11.000 millones de euros destinados a políticas de cohesión social, fomento del empleo y la educación. Por su parte, las de La Izquierda Plural pretenden “hacer frente a las medidas antisociales de Rajoy”, según el coordinador de IU, Cayo Lara.

En UPyD se plantea reducir el gasto de las Diputaciones en más de 3.000 millones y las inversiones en el AVE para destinarlos a ayudas a la dependencia y a los parados de larga duración. Por su parte, desde CiU sus en enmiendas por valor de 1.100 millones quieren compensar la desinversión actual del Estado en Catalunya. Desde ERC se quiere limitar el sueldo del rey Felipe VI a los 78.966,96 euros al año que cobra el presidente del Gobierno, eliminando el resto de dotación a la Casa Real de casi 8 millones de euros. Menos radicales, La Izquierda Plural y el BNG plantean una reducción de esa partida entre el 20% y el 30%.