Publicado: 26.10.2014 23:30 |Actualizado: 26.10.2014 23:30

Las 4.058 enmiendas de la oposición a los presupuestos irán a la basura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El trabajo de los diversos grupos de la oposición parlamentaria para elaborar un total de 4.166 enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015, los últimos del Gobierno que preside Mariano Rajoy, está condenado al fracaso. La mayoría absoluta de la que goza el grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados y en el Senado hace imposible, en la práctica, cualquier tipo de negociación política para modificar las cuentas públicas para el año próximo.

El rodillo del PP, a lo sumo, permitirá algún retoque cosmético respecto al proyecto inicial presentado por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Es lo que se desprende la tramitación parlamentaria de los anteriores tres proyectos de PGE para los años 2012, 2013 y los del actual ejercicio de 2014.

En el primer proyecto de cuentas públicas, en 2012, el Ejecutivo que dirige Rajoy apenas admitió dos enmiendas de un total de 6.000 modificaciones propuestas por los grupos de la oposición durante su tramitación en ambas cámaras parlamentarias. En los PGE del año siguiente, el Gobierno conservador fue más condescendiente y admitió hasta seis enmiendas del total de 6.036 presentadas por todos los grupos de la oposición.

Este exiguo cuentagotas siguió el pasado año durante la tramitación parlamentaria de los presupuestos para este año: el Grupo Popular admitió dos enmiendas, una de CiU y otra de Coalición Canaria, durante los debates en la comisión de Presupuestos y luego otras dos más, del PNV, en el debate en el pleno de la Cámara baja. La "magnanimidad" de los conservadores se amplió en el Senado, donde hubo 17 modificaciones. Eso sí, todas ellas con transacciones de los populares.

El pasado año las 4.252 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, incluidas las 134 del grupo parlamentario popular, ocuparon 2.744 páginas del Boletín Oficial de las Cortes Generales editado el día 29 de octubre. Sin duda todo un esfuerzo editorial que apenas sirvió para el debate parlamentario: el trámite se consumó con la incorporación a los PGE de las enmiendas del PP y de otras cuatro de la oposición ya referidas. Nada más. Luego, en el Senado, hubo otras casi 2.000 enmiendas de las que apenas 17 se admitieron tras modificarlas el PP.

El PP nunca ha admitido enmiendas del Grupo Socialista ni de la Izquierda Plural

En esta ocasión la historia se repite. De las 4.166 enmiendas presentadas al proyecto de PGE para 2015 un total de 98 son del grupo popular, que son a priori las únicas que modificarán el texto presentado por Montoro. Fuentes parlamentarias consultadas por Público estiman que "va a pasar lo de los últimos años, media docena de enmiendas de grupos minoritarios y ya está".

Los socialistas han presentado más de 1.300 enmiendas que ya han sido descalificadas directamente por el PP nada más presentarse el pasado viernes por la tarde. El grupo de La Izquierda Plural ha formalizado otras 800 modificaciones. El PP nunca ha admitido a estos dos grupos ninguna de sus enmiendas. CiU ha presentado 517 y UPyD, otras 265. Por su parte, el PNV apenas ha planteado 19 enmiendas, sin duda para no hacer trabajo en balde. El resto de las enmiendas corresponden al grupo mixto, desde las tres de Amaiur hasta las 350 de ERC, pasando por las 55 de Coalición Canaria y los dos centenares del BNG.

Las 98 enmiendas del PP apenas suponen variaciones económicas en las cuentas de Montoro: desde una línea de crédito para facilitar liquidez a comedores infantiles hasta una serie de desgravaciones fiscales a varios acontecimientos deportivos y culturales que se celebrarán en próximo año.

"Puros ajustes electoralistas en determinadas localidades y comunidades, nada más", han dicho a este periódico fuentes de la oposición. El portavoz conservador en esta materia, Antonio Gallego, ha reconocido a Público que no sabe "cuánto dinero cuestan estas enmiendas".

Las restantes 4.058 enmiendas volverán a los cajones de los distintos grupos de la oposición de la misma forma que pasó en los tres últimos trámites parlamentarios de los PGE. Y ello, pese a las palabras del ministro Montoro con las que acabó el debate de totalidad de los PGE para 2015 y en las que manifestaba "la mejor disposición" del Gobierno a estudiar las enmiendas de la oposición. Pero "si llegan a admitir diez enmiendas será todo un milagro", resume una diputada de la oposición.