Público
Público

Cifuentes Dimisión El 15-M del Puente de Vallecas ya preguntó en 2012 a Cifuentes si era cierto que la habían pillado robando en un Eroski

El 13 de mayo de 2012, un año después de producirse el suceso, la cuenta en Twitter de la Asamblea Popular 15-M Puente de Vallecas interpeló directamente a la expresidenta madrileña por este asunto. En un mensaje posterior criticó que Cifuentes no hubiera dado explicaciones al respecto.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

Cifuentes anuncia su dimisión en una comparecencia de prensa. (EMILIO NARANJO | EFE)

La noticia de que la recién dimitida presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, había sido sorprendida robando en un supermercado de Vallecas, tal y como ha confirmado este miércoles la difusión por OKDiario del vídeo que recogió ese momento, corría como rumor ya en el año 2012 y quedó rastro de ello en Twitter.

Precisamente el 13 de mayo de 2012, un año después de producirse el suceso, la cuenta de la Asamblea Popular 15-M Puente de Vallecas directamente a Cifuentes por este asunto y en un mensaje posterior criticó que no hubiera dado explicaciones al respecto.

"¿Es cierto lo que se comenta sobre su cleptomanía o sobre que la retuvieran en 1Eroski por hurto de maquillaje?", decía esta cuenta asociada al 15-M en un mensaje dirigido al perfil de Cristina Cifuentes junto a la etiqueta #AlasPlazas13M, que por entonces llamaba a volver a manifestarse a la Puerta del Sol, desalojada un día antes.

Un día más tarde y en respuesta a otro usuario, la cuenta de la Asamblea Popular 15M Puente de Vallecas criticaba una intervención de Cifuentes, a quien se refería como "alguien incapaz de desmentir informaciones sobre su retención por robar cosméticos en Eroski".

En 2016 volvió a hablarse de este asunto pero en un contexto diferente. El diario El Español publicó que "rivales del PP encargaron espiar a Cifuentes y difundir el rumor de que era cleptómana" en 2015, con el fin de frustrar su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Según esta información, contrataron a un detective, indagaron en su historial y "plantearon grabaciones en un supermercado".

"El objetivo de la investigación era elaborar un dossier con información comprometedora contra ella, para filtrarlo después a la prensa en fechas cercanas a las elecciones autonómicas. Sin embargo, la operación se frustró cuando el entorno de Cifuentes fue alertado de la posible maniobra", decía el diario.