Público
Público

Unos 500 militantes del PSOE madrileño lanzan la plataforma 'Primarias y Congreso Ya'

Manuel Robles, Odón Elorza, Zaida Cantera o Margarita Robles han apoyado la iniciativa, que reclama un modelo de partido participativo y de izquierdas. 

Publicidad
Media: 3.55
Votos: 11
Comentarios:

Zaida Cantera, Odón Elorza apoyan la plataforma del PSOE madrileño de 'Primarias y Congreso Ya' / EFE

MADRID. - Cerca de 500 militantes madrileños han exigido este lunes a la gestora del PSOE la convocatoria inmediata de primarias y congreso, en la presentación de la plataforma 'Primarias y Congreso Ya', que ha contado con el apoyo del veterano alcalde de Fuenlabrada y presidente del PSOE de Madrid (PSOE-M), Manuel Robles.

Al acto han acudido algunos de los diputados 'díscolos' que rompieron la disciplina de grupo votando no a la investidura de Mariano Rajoy el pasado 29 de octubre, como el vasco Odón Elorza (exalcalde de San Sebastián), la balear Sofía Hernanz, la gallega Rocío de Frutos y las independientes Zaida Cantera y Margarita Robles.

Todos ellos han coreado con el puño en alto junto a los presentes la consigna "¡no es no!", acuñada por el dimitido secretario general Pedro Sánchez.

Margarita Robles en el acto en Madrid de los militantes del PSOE que piden la celebración del Congreso y las primarias / EFE


En el mismo salón de UGT en el que la presidenta andaluza, Susana Díaz, protagonizó hace diez días otro acto de partido, pero en esta ocasión abarrotado por casi el doble de militantes, algunos asistentes han tachado a la gestora de "ilegal", han reivindicado un modelo de partido participativo y de izquierdas y han criticado veladamente a Díaz, a la que se han referido como "la costurera".

Odón Elorza y Manuel Robles, no obstante, han hecho discursos basados en la "unidad" y el "respeto" entre compañeros.

"Esto no va contra nada ni contra nadie", ha recalcado el alcalde de Fuenlabrada, mientras que el que fuera alcalde de San Sebastián ha reclamado a la militancia un "ejercicio de contención" de su "dolor", "indignación" y "enfado", porque en el PSOE "no sobra nadie, de San Sebastián a Sevilla, ni de Madrid a Barcelona".