Publicado: 05.12.2016 13:36 |Actualizado: 05.12.2016 14:19

El 74% de los ciudadanos aún cree que la situación política es mala pese a la formación de un nuevo Gobierno

El futuro de las pensiones aparece como nueva preocupación ciudadana en el barómetro de noviembre del CIS

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, llega al Parlamento. / REUTERS

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, llega al Parlamento. / REUTERS

MADRID.— Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la percepción de los españoles sobre la situación política apenas mejoró algo el pasado noviembre con la formación del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy tras diez meses con un ejecutivo en funciones y un año de bloqueo político en el país. Tres de cada cuatro ciudadanos, un 74,3%, califican la situación política de mala o muy mala. En octubre cuando aún había un Gobierno en funciones, era el 81,1% de la ciudadanía la que creía que la situación política era mala o muy mala.

El nuevo Gobierno no disipa la mala imagen de la política. Si el presente es pesimista —sólo el 3,8% de los encuestados califican la situación política como buena o muy buena—, el futuro tampoco se presenta muy prometedor: sólo el 15,5% de los ciudadanos cree que la situación política mejorará de aquí a un año, mientras que aumenta el porcentaje de los que creen que seguirá igual: el 40,3% frente al 31%. Sí baja algo el porcentaje de quienes considera que será peor, un 26,4% frente al 28 % de octubre.

En cuanto a las principales preocupaciones de los ciudadanos, el barómetro del CIS recoge que la lista de los principales problemas sigue estando encabezada por el paro, con un 72,9%, la corrupción y el fraude, con el 36,1%, y los partidos políticos y la política, con un 25,7%. La economía sigue estando entre los primeros problemas aunque ya en cuarto lugar, y la mencionan el 23,9% de los encuestados.

Eso sí, tras ponerse fin a la interinidad del Gobierno, ha reputado la preocupación por otros asuntos, entre ellos las pensiones, que son citadas en el 5% de los cuestionarios y se colocan como el octavo problema del país.

Fuerte repunte también de la preocupación por la educación —14,4%— y la sanidad —13,6%—, que alcanzan niveles desconocidos en toda la serie histórica.

En cuanto a la economía, mejora ligeramente la percepción de los ciudadanos sobre la situación económica. Sigue siendo una importante mayoría quien piensa que dicha situación es mala o muy mala, aunque ese porcentaje baja casi dos puntos, hasta el 63%. Mientras, ven la situación económica buena o muy buena el 4,6%, un punto más que en octubre.

La cuestión territorial

Como en todos los barómetros, el CIS pregunta a los ciudadanos por el modelo territorial.

Los españoles partidarios de mantener un estado con comunidades autónomas igual que el actual han descendido en el último mes del 38,3% al 37,3% al mismo tiempo que también pierde apoyo del independentismo desde el 10,1% al 9,4% de los encuestados.

Descienden también ligeramente los defensores de una estructura centralista, ya que los partidarios de un único gobierno central sin autonomías pasan del 18,9% al 18,5%, y los que abogan por un estado de comunidades autónomas, pero con menos autonomía que en la actualidad bajan del 10,5% al 9,7%

Por contra, el estudio refleja un leve aumento de tres décimas entre los ciudadanos que se muestran favorables a un estado en el que las comunidades obtengan más autonomía: del 13,2% al 13,5%.

El barómetro de noviembre indica también que cada vez son más los españoles con dudas respecto a la cuestión de cómo debe organizarse territorialmente España.

Así, el 11,6% "no sabe" (9,3) o "no contesta" (2,3) cuando le piden que marque el modelo territorial que prefiere, frente al 7,2% que "no sabe" y 1,8% que "no contesta" del mes anterior.