Publicado: 27.03.2016 14:46 |Actualizado: 27.03.2016 17:14

El Aberri Eguna muestra una amplia mayoría a favor del derecho a decidir

El gobierno del PP responde con controles de la Guardia Civil en los accesos a Iruñea, una de las ciudades donde se celebró el Día de la Patria Vasca. Podemos se sumó a las celebraciones con un acto en Donostia.

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8
Comentarios:
El PNV celebra el Aberri Eguna, Día de la Patria vasca, con el tradicional acto político en el que han intervenido el presidente del partido, Andoni Ortuzar, y el lehendakari, Iñigo Urkullu. EFE/Miguel Toña

El PNV celebra el Aberri Eguna, Día de la Patria vasca, con el tradicional acto político en el que han intervenido el presidente del partido, Andoni Ortuzar, y el lehendakari, Iñigo Urkullu. EFE/Miguel Toña

BILBAO.- Ikurriñas en los balcones, actos en las plazas y controles de la Guardia Civil en las autopistas. Así podría resumirse lo ocurrido este domingo primaveral en Donostia, Bilbao e Iruñea, ciudades que han sido protagonistas de un nuevo Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca).

En esas tres capitales ha sonado con fuerza una misma reivindicación, que por primera vez supera las fronteras del nacionalismo tradicional, ya sea de izquierdas o de derechas: el derecho de la ciudadanía vasca a decidir libremente su futuro. [VER FOTOGALERÍA]



No en vano, Donostia ha sido uno de los focos de especial atención durante esta soleada mañana, en la que Podemos ha organizado una histórica celebración del Aberri Eguna. “Se equivocan quienes monopolizan la patria y los símbolos que son de todas y todos. Se equivocan quienes pretendan reprendernos por nuestra ‘osadía’ al convocar este acto. No es osadía, sino afán de convivencia”, afirmó la secretaria general de la formación morada, Nagua Alba, durante el mitin celebrado frente a la “Paloma de la Paz” del escultor Néstor Basterretxea, situada en la playa de la Zurriola.

En las horas previas, el PP y sus medios de comunicación afines habían puesto el grito en el cielo por la decisión de Podemos de sumarse a esta jornada festiva. También se había distanciado el PSE, cuya secretaria general, Idoia Mendia, consideró que se trataba de una celebración exclusivamente nacionalista. Sin embargo, Alba marcó distancia de unos y otros. “Este acto es la máxima expresión de nuestra determinación y compromiso por explicar un proyecto de convivencia inclusiva para toda la pluralidad de sensibilidades, identidades, sentimientos e identificaciones nacionales”, remarcó.

Celebración de Podemos del Aberri Eguna en Donostia. / Podemos.

Celebración de Podemos del Aberri Eguna en Donostia. / Podemos.

Antes de que por los altavoces comenzara a sonar “Zenbat Gara” –una popular canción que habla sobre las diferencias que impiden alcanzar la unidad-, la responsable de este partido en Euskadi reafirmó otro concepto que también revuelve al PP y PSE: el derecho a decidir.

“La nuestra es una patria en la que la ciudadanía debe poder decidir su futuro libremente, donde los derechos sociales están asegurados y que es solidaria con otros territorios”, remarcó Alba, quien advirtió que la “desigualdad que realmente nos destruye y nos hace una sociedad peor es la que se da entre los de arriba, que tanto han exigido sin exigirse a ellos mismos, y los de abajo, vengamos de donde vengamos, que hemos pagado las consecuencias de sacrificios que exigían élites que no se los aplicaban”.

Policías en acto independentista

A esa misma hora, en Iruñea también se reivindicaba el derecho a decidir. Tras una manifestación que recorrió distintos puntos de la ciudad, la plataforma Independentistak llamó a dar pasos a favor de un referéndum. EH Bildu se sumó a este acto, en el que participaron más de diez mil personas.

El portavoz de la Red Independentistak, Txutxi Ariznabarreta, durante su intervención al término de la manifestación convocada en Pamplona por la red Independentistak para conmemorar el Aberri Eguna. EFE/Jesús Diges

“Hay que construir una mayoría social y política en torno a quienes reivindicamos el derecho a decidir, y EH Bildu quiere ser un instrumento eficaz para ello, tanto implementando acuerdos desde la perspectiva nacional como en la agenda social de este país”, afirmó el portavoz de la coalición abertzale, Pello Urizar, poco antes de que comenzará la movilización.

“La única opción de acuerdo con el Estado pasa en este momento por la resignación y la aceptación de la ley que nos imponen –continuó-. Por eso planteamos la necesidad de dar pasos desde Euskal Herria, no como ideal, sino como única posibilidad de avanzar como país ante un Estado que no tiene voluntad de acuerdo”.

Mientras Urizar realizaba estas declaraciones, la Guardia Civil aún mantenía los controles que había situado en los accesos a la capital navarra.

Según denunciaron varias personas a través de las redes sociales, efectivos de este cuerpo armado detuvieron a varios vehículos e identificaron a sus ocupantes, a pesar de que el acto de Pamplona contaba con todos los permisos legales. Asimismo, la cabecera de la manifestación fue copada por un amplio número de policías.

Un control de la Guardia Civil durante la celebración del Aberri Eguna. / @rsanturtzi

Un control de la Guardia Civil durante la celebración del Aberri Eguna. / @rsanturtzi

“O izquierda, o abertzale”

Por su parte, el PNV eligió la Plaza Nueva de Bilbao para conmemorar el Aberri Eguna, una de las fechas marcadas en rojo en el calendario de este partido. Sobre un escenario de 112 metros cuadrados, el presidente del Euskadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, se dirigió a aquellos que “negaban la evidencia de que hay un territorio del euskera” para recordarles que “hay una sociedad que mayoritariamente quiere ir decidiendo su futuro y las relaciones que tiene con sus territorios hermanos en libertad”. “Vamos dando pasos. Vamos sumando voluntades. Eso es construir Nación”, subrayó.

El dirigente nacionalista también se refirió a las próximas elecciones autonómicas, previstas para el próximo otoño. Además de anunciar que el PNV propondrá al lehendakari Iñigo Urkullu como candidato a la reelección, afirmó que en esa cita electoral habrá que elegir “entre quienes quieren desdibujar Euskadi, metiéndola en el saco de esa España caótica, o quienes creemos que Euskadi tiene que tener su lugar propio en el mundo, tiene que ser una nación reconocida y un espacio de progreso, bienestar y solidaridad donde se viva lo mejor posible”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu (i) y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, durante la celebración del Aberri Eguna, Día de la Patria vasca, en Bilbao. EFE/Miguel Toña

Tras situar a PP y PSOE “más los emergentes Podemos y menos emergentes Ciudadanos” en un mismo bloque, Ortuzar reclamó a la izquierda abertzale que aclare “qué es para ellos más importante: el sustantivo Izquierda o el adjetivo Abertzale”. “No es lo mismo pretender una nación vasca que luego sea ese espacio de progreso y justicia social, que desde la revuelta social y la lucha antisistema se quiera llegar a una Euskadi revolucionaria”. En ese contexto, aseguró que el PNV buscará alcanzar acuerdos con EH Bildu en materia de autogobierno.

Por su parte, Urkullu reivindicó su gestión de gobierno y ha advertido a los “catastrofistas” que no le dedicará “ni un minuto”, ya que “no saben más que criticar y exigir”. También se dirigió a quienes “predican una arcadia feliz sin tomar en consideración las características de la sociedad vasca, ni a quienes predican justicia social y prestaciones sin límite, ni a quienes prometen empleos desde una posición sin responsabilidad de gestión alguna, ni a quienes predican nuevas formas de hacer política y a los meses actúan con un ‘centralismo democrático’ propio de épocas pasadas”. “Ya conocemos a todos los predicadores”, remató. La jornada continuará con una comida en el Arenal de Bilbao, en la que tomarán parte más de mil militantes nacionalistas. El brindis será por el Aberri Eguna.