Publicado: 26.02.2014 13:04 |Actualizado: 26.02.2014 13:04

El abogado que grabó la declaración de la infanta, en libertad e imputado por delitos de desobediencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco José Carvajal, el abogado que presuntamente grabó la declaración de la infanta, ha quedado en libertad tras declarar durante dos horas ante el juez Manuel Penalva, que investiga el caso. No obstante, continuará imputado en el marco de estas pesquisas por supuestos delitos de desobediencia y revelación de secretos.

Carvajal ha pasado a disposición judicial en Palma sobre las 13.40 horas, después de haber prestado declaración como detenido durante alrededor de una hora ante la Policía Nacional en la investigación de la grabación oculta de la declaración de la infanta Cristina. Sin embargo, él ha negado las acusaciones y ha asegurado que no fue él quien realizó la filmación y que no incurrió en un delito de desobediencia -el juez Castro había prohibido expresamente la introducción de dispositivos que permitieran captar imágenes o sonidos en el juicio de la infanta el pasado día 8-.

Carvajal ha abandonado los Juzgados de Vía Alemania a las 16.10 horas en medio de la multitud de cámaras y periodistas que aguardaban su salida de las dependencias judiciales, a quienes ha eludido hacer declaraciones.

Carvajal había sido citado como imputado y ha llegado esta mañana acompañado de dos abogados a la Jefatura Superior de Policía de Baleares sobre las 11.40 horas.

Mientras tanto, la Policía está interrogando desde las 17:00 horas de hoy, en el complejo policial de Canillas de Madrid, a la abogada que acompañaba a Carvajal durante la declaración de la Infanta. La letrada, María del Carmen Jiménez, ha sido citada en calidad de testigo, según han informado fuentes de la investigación a Europa Press.

Ambos abogados asistieron a la declaración de la infanta Cristina en sustitución de otro abogado, Javier Saavedra, defensor de uno de los imputados en esta casa, el presunto testaferro de Iñaki Urdangarín Robert Cockx.

Hace varios días, el magistrado ordenó que se tomara declaración a varios funcionarios y letrados que asistieron a la comparecencia de la infanta y requirió además a la empresa Wouzee, propietaria de la plataforma donde se colgó la grabación, que aportara los datos que tuviera de quién subió el vídeo a internet.