Público
Público

La absurda conversación sobre hackers rusos entre Rajoy y Carlos Herrera

Presentador y presidente no se ponen de acuerdo en si la campaña para "propagar bulos, noticias falsas y descrédito de la democracia española" está orquestada mediante 'bots' (programas informáticos) o hackers (personas), llegando a afirmar a la vez una cosa y la contraria

Publicidad
Media: 3.38
Votos: 16
Comentarios:

Mariano Rajoy, entrevistado por Carlos Herrera en la Cope.

No se puede negar que el intento por convencer a la opinión pública de que Rusia y un ejército de sus mejores hackers están protagonizando una campaña de desinformación centrada en lograr la independencia de Catalunya está dejando momentos cómicos. Uno de ellos se dio este martes en una entrevista que Mariano Rajoy concedió al presentador de la Cope Carlos Herrera.

El presidente de Gobierno parecía tener algo más claro que Herrera las bases de esa supuesta injerencia rusa, a pesar de que la Cope es uno de los medios que está dando pábulo a la teoría de la conspiración. El presentador, en cambio, llega a preguntar a la vez por una cosa y a continuación, por la contraria. Ambos entrecruzan los conceptos de bot (programa informático que puede usarse para aumentar las interacciones en las redes sociales mediante perfiles falsos, siendo Rusia uno de los principales mercados para adquirirlos) y hacker.

En primer lugar Herrera pregunta al presidente sobre "la campaña casi robotizada y tal vez dirigida desde el exterior para propagar bulos, noticias falsas y descrédito de la democracia española", ante lo que este responde que habló con "los primeros ministros y de los jefes de estado europeos de este tema", pero que "el tema informativo es más difícil" porque "hay muchos medios de comunicación" y no se puede controlar lo que dicen todos. Cosas de la libertad de prensa. A continuación ofrece datos sobre la ubicación de las supuestas cuentas falsas que contribuyen a la desinformación, asegurando que un 55% de ellas viene de Rusia (recordemos, uno de los principales mercados de este tipo de software es el ruso).

Herrera afirma a la vez que la injerencia rusa es a través de 'bots' y de hackers

Herrera huele la sangre y se lanza con todo: "¿Sospecha usted que está detrás de ello el Gobierno ruso?" Rajoy no puede afirmar una cosa así, ya que tal acusación directa a Vladimir Putin abriría de inmediato un conflicto diplomático y la teoría de la conspiración se nos habría ido de las manos. Seguramente el presentador era consciente de que la respuesta sería esa, pero aún así hace la pregunta. "No tengo ningún dato que me diga que está detrás el Gobierno ruso, ninguno", ha de reconocer Rajoy, que eso sí, enmarca la respuesta en su "responsabilidad" como presidente de solo dar datos contrastados. El poso de la amenaza rusa queda, objetivo conseguido.

Antes de cambiar de tema, Herrera continúa el cuestionario sobre la injerencia rusa, y terminó negando su pregunta anterior. "Ese conjunto de ciudadanos rusos, ¿se reúnen porque sí, son una peña, tienen algún interés grupal?... Alguien debería estar allí..." El presentador se lía con la diferencia entre bots (que puede usar cualquiera, desde cualquier parte del mundo, aunque los compre digitalmente en Rusia) y hackers (personas). En cualquier caso, debería elegir una, porque en el espacio de dos minutos afirma que las noticias falsas corren a cargo de "una campaña robotizada" y de "un conjunto de ciudadanos rusos" que bien podrían ser "una peña".

Rajoy opta por corregirle solo una cosa: "No tienen por qué ser ciudadanos rusos, pueden ser de otros países", pero no le rebate que los ejércitos de cuentas falsas no suelen tener ejércitos de personas detrás. Pueden detectarse de manera relativamente sencilla precisamente por este motivo. En cualquier caso, el presidente deja la seña marca de la casa en la teoría: "Puede haber gente a la que le interese que la cosa no vaya bien en Europa".