Publicado: 13.10.2015 14:16 |Actualizado: 13.10.2015 15:45

Un activista antidesahucios de 83 años tras ser juzgado: "Hasta el final de mi vida me dedicaré a que se haga justicia"

Nicanor Acosta, que acumula más de una docena de sanciones por valor de unos 2.700 euros, ha comparecido esta mañana ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de A Coruña, por su presunta actuación contra el desalojo de la anciana Aurelia Rey por el que le reclaman una nueva multa de 600 euros. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 7
Comentarios:
Nicanor Acosta, el activista de 76 años juzgado en A Coruña por supuesta instigación contra la Policía ante el desahucio de una octogenaria en 2013, se dirige a los medios con un megáfono hoy a las puertas del juzgado hoy en A Coruña. Acosta, que acumula

Nicanor Acosta, el activista de 76 años juzgado en A Coruña por supuesta instigación contra la Policía ante el desahucio de una octogenaria en 2013, se dirige a los medios con un megáfono hoy a las puertas del juzgado hoy en A Coruña./ EFE

A CORUÑA.- Nicanor Acosta el activista de 76 años juzgado en A Coruña por supuesta instigación contra la Policía ante el desahucio de una octogenaria en 2013, dice no sentir miedo y por ello seguirá con su lucha diaria en favor de los derechos humanos: "Hasta el final de mi vida me dedicaré a que se haga justicia".

Acosta, que acumula más de una docena de sanciones por valor de unos 2.700 euros, ha comparecido esta mañana ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de A Coruña, arropado por medio centenar de personas, en el juicio en el que se enfrenta al Estado por la multa de 600 euros correspondiente a su presunta actuación contra el desalojo de la anciana Aurelia Rey.

Ante el edificio Proa, que acoge este juzgado, el republicano de honor de 2015 ha cogido su megáfono y ha arengado a los presentes con consignas como "Vivir es un derecho, tener casa también", "Por encima de nosotros, no pasarán" o "Ni casas sin gente, ni gente sin casas".



Acosta acumula más de una docena de sanciones por valor de unos 2.700 euros 

En declaraciones a los medios de comunicación ha asegurado que confía "totalmente en la justicia" y aún le quedan "esperanzas de confiar en ella a pesar de todo lo que sucede", que "es una barbarie".

Durante su alegato, ha subrayado que no intentaba "conseguir nada con la concentración" sino que había asistido "a título particular". "La concentración se forma allí y no sé cómo se forma ni si con intención de impedir el desahucio. Esa, desde luego, no es mi intención", ha destacado.

Preguntado por los periodistas acerca de si las sanciones lo alejarán de los numerosos actos a los que acude a diario, el republicano de honor de 2015 ha declarado que seguirá con su particular lucha.

El atestado, un mes tarde

El agente de la Policía Nacional que redactó el atestado ha explicado ante la jueza que lo tramitó el 27 de marzo, más de un mes después de los hechos. Ha alegado que estuvo fuera de la ciudad por motivos laborales y ha sostenido que no pidió a Acosta que se identificase porque lo conoce "ya de otros hechos" y recuerda que "estaba con un megáfono y gritaba consignas" que no rememora con exactitud, pero que iban en el sentido de: "Este desahucio lo vamos a impedir".

El 18 de febrero de 2013, Nicanor Acosta acudió con su inseparable megáfono al intento de desahucio cuya víctima era la octogenaria Aurelia Rey, en el que multitud de personas fueron sancionadas, entre ellas uno de los bomberos, Roberto Rivas, que se negó a participar y fue multado con seiscientos euros.

Había múltiples activistas de Stop Desahucios en este desalojo, conocidos militantes de la CIG, el entonces concejal del BNG en A Coruña y portavoz del grupo municipal Xosé Manuel Carril, y el portavoz del BNG en el Parlamento de Galicia, Francisco Jorquera, que también fueron multados con 600 euros por esta causa.