Publicado: 08.06.2014 14:30 |Actualizado: 08.06.2014 14:30

Último acto militar del rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después de que varias ciudades españolas clamaran por un referéndum sobre la forma de Estado, el rey Juan Carlos ha presidido este domingo, junto a la reina y los príncipes de Asturias, su último Día de las Fuerzas Armadas como monarca. El homenaje a los caídos se ha celebrado en la Plaza de la Lealtad de Madrid y se han podido escuchar los aplausos y "vivas" a la monarquía de miles de ciudadanos que se han acercado para presenciar este acto.

Los reyes y los príncipes han llegado puntuales, a las 12.30 horas, y han sido recibidos por las autoridades civiles y militares presentes, entre ellas el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el de Interior, Jorge Fernández Díaz; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez; y los jefes de los Estados Mayores de los Ejércitos de Tierra y del Aire. También han estado presentes la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; y miembros de las comisiones de Defensa del Congreso y del Senado.

Juan Carlos, al que se ha visto sonriente y animado, ha llegado ataviado con su uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, mientras que Don Felipe lo ha hecho con el de capitán de fragata de la Armada. Una vez el monarca abdique y su hijo sea proclamado Rey, éste pasará a ser el nuevo jefe supremo de las Fuerzas Armadas con rango de capitán general, ya que este cargo es inherente a la condición de monarca, tal y como establece el artículo 62 de la Constitución.

Miles de ciudadanos han llenado el eje Prado-Recoletos de Madrid para presenciar este homenaje a los que dieron su vida por España y trasladar su apoyo a la institución de la Monarquía. Así, durante todo el acto, y sobre todo a la llegada de los Reyes y los Príncipes, se han podido escuchar aplausos y 'vivas' al monarca, Felipe, Letizia y la Corona.

Tras la llegada de los miembros de la Familia Real a la Plaza de la Lealtad y el saludo a las autoridades civiles y militares se ha escuchado el himno de España y a continuación ha tenido lugar el homenaje a los caídos a cargo de una compañía de la Guardia Real y cuyo colofón ha sido una exhibición de la Patulla Águila del Ejército del Aire, que ha dibujado en el cielo la bandera española.

Enseguida se ha dado paso a la parada militar de un batallón mixto compuesto por compañías de los ejércitos de Tierra, del Aire, la Armada, la Guardia Civil y la Guardia Real. En total, en torno a 500 efectivos han desfilado ante los reyes y los príncipes y entre aplausos del público. En total, el acto ha durado algo más de 20 minutos y ha sido la primera la primera vez que se ha podido ver juntos, desde el anuncio de la abdicación de Don Juan Carlos el pasado lunes, a los que han sido Reyes durante las últimas cuatro décadas junto a sus sucesores, los príncipes de Asturias.

Éstos han sido los que, al finalizar el acto, se han llevado la mayor parte de los aplausos. Una vez que Juan Carlos y Sofía ya se habían subido a su coche, Don Felipe y Doña Letizia han saludado al público, que ha aplaudido y ha lanzado varios 'vivas' a los futuros Reyes.

Pero antes de marcharse, se ha podido ver al todavía monarca charlando animadamente con algunas de las autoridades, en especial con el presidente de la Comunidad de Madrid, el ministro del Interior y la alcaldesa de la capital. Además, el monarca ha tenido un gesto de naturalidad al quitarse el guante de su uniforme y dar la mano —algo no habitual en este tipo de actos— al JEMAD como despedida de una milicia de la que ha sido jefe supremo los últimos 39 años.