Publicado: 09.07.2014 22:20 |Actualizado: 09.07.2014 22:20

El acto de proclamación de Felipe VI costó 132.036 euros a las Cortes Generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 132.036,68 euros gastaron las Cortes Generales en el acto de proclamación del Rey Felipe VI celebrado durante la mañana del 19 de junio, según la documentación a la que ha tenido acceso Público y en la que se desglosan todos los importes.

El dato, que hasta ahora no se había conocido, pone de manifiesto que las dos Cámaras no escatimaron en gastos para que la ceremonia de proclamación tuviera todo el boato y pompa que creyeron necesario.

La mayor parte del gasto se destinó al montaje y desmontaje de la tribuna de la Presidencia del hemiciclo, que costó 55.128 euros y fue encargado a la empresa Dragados.

Y, otra gran parte del presupuesto, se fue a los adornos para el evento. Así, la Real Fábrica de Tapices ha facturado a la Dirección General de Patrimonio 8.820 euros bajo el concepto "montaje y desmontaje dosel reporteros".

A otra empresa se le pagaron más de 12.000 euros por los tapetes, faldas para las mesas y decorar las barandillas. Y otros 126 euros fueron para dos centros de flores.

Llama la atención también que se haya desembolsado 4.564 euros a la Sociedad Española de Condecoraciones y Objetos artísticos bajo el concepto, "31 pasadores de cordón, medalla Congreso, medalla Senado". No se especifica nada más.

La mayor parte del gasto se destinó al montaje y desmontaje de la tribuna de la Presidencia

En lo que se atribuye la factura a Mesa Real, aparecen también dos gastos curiosos. Uno de 1.074 euros por el servicio denominado "pausa para el café", y otro de 410 euros por el servicio "agua prensa".

En el desglose de gastos aparece, además, otro desembolso de 2.597 para el atril del Rey, su barnizado y la elevación a su altura. Y, en esta misma partida, se incluye la restauración de Mesa Isabelina para la Sala de la Reina.

Finalmente, otros casi 35.000 euros fueron a "gratificaciones a personal y becarios", entre el Congreso y el Senado.

Las unidades de la Administración del Estado que encargan los servicios son variadas: dirección de infraestructuras e instalaciones; dirección de relaciones institucionales, departamento de Patrimonio, departamento de Protocolo del Senado o departamento de gestión de personal, pero el pago de todo ello es a costa de las Cortes Generales.