Publicado: 14.05.2015 19:47 |Actualizado: 14.05.2015 19:47

El acuerdo de negociación colectiva se firma con grietas entre sindicatos y patronal 

Mientras CC.OO. y UGT piden que lo firmado sobre la subida de salarios es "obligacional", la patronal dice que dependerá de las  "circunstancias" de sectores y empresas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Los firmantes del acuerdo con el Gobierno / EUROPA PRESS

Los firmantes del acuerdo con el Gobierno / EUROPA PRESS

MADRID.- El pacto salarial, oficialmente conocido como III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) para los años 2015, 2016 y 2017, ha sido firmado este jueves por los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, sin cámaras presentes y con grietas desde el primer momento.

 El círculo de empresarios ha dicho que todo dependerá de las "circunstancias" de sectores y empresas y que lo firmado son sólo recomendaciones para los próximos años. Sin embargo, CCOO y UGT exigen que todo lo firmado sea "obligacional"



El presidente de los empresarios de Cepyme ha dicho que las subidas salariales no tenían por qué alcanzar el 1%

Por ello, este tercer acuerdo sobre empleo ha echado a andar en medio de la confrontación. Mientras los sindicatos han señalado que la subida salarial de hasta el 1 % para 2015 y hasta el 1,5 % para 2016 debe tener "carácter obligacional", el presidente de los empresarios de Cepyme, Antonio Garamendi, ha dicho que las subidas salariales no tenían por qué alcanzar estos máximos. El acuerdo incluye una cláusula de revisión para el caso en la que la subida de los precios acumulada en 2015 y 2016 supere el aumento salarial acumulado tope, es decir, el 2,5 %. 

Por lo que se refiere a 2017, el acuerdo no cierra ningún dígito, sino que prevé que se tomará como referencia la evolución del PIB en 2016 y el cuadro económico del Gobierno para 2017, concretando la cuantía precisa "en los tres meses siguientes a la publicación de este".

Esto significa que si bien los criterios y recomendaciones que contiene no tienen carácter obligatorio para los negociadores de los convenios, las confederaciones signatarias sí asumen los compromisos recogidos y "se obligan" en consecuencia a llevar a cabo todos los esfuerzos para que los criterios del AENC se trasladen a la negociación colectiva.

El acuerdo, que culmina muchos meses de difícil negociación, contribuye, según los firmantes, a crear el marco más propicio para consolidar una recuperación económica "más rápida, duradera y justa". La seguridad y salud en el trabajo también ocupa un importante espacio, respondiendo a un compromiso por contribuir a la prevención de riesgos y la reducción de la siniestralidad.

Además, en el AENC firmado destaca el interés por enriquecer los contenidos de la negociación colectiva de manera autónomos, sin injerencias externas al objeto de promover unas relaciones laborales de mayor calidad que asegure más y mejores derechos a los trabajadores.