Publicado: 13.12.2013 14:19 |Actualizado: 13.12.2013 14:19

La acusación popular pide la imputación de la infanta Cristina por delito fiscal y blanqueo

El sindicato Manos Limpias, primera parte en solicitar al juez Castro la inculpación, mientras la Fiscalía insiste en que no ve indicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sindicato ultraderechista Manos Limpias, personado como acusación popular en el caso Nóos, ha solicitado la imputación de la infanta Cristina por presuntos delitos contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales, respondiendo de este modo a la consulta realizada a las partes por el juez José Castro para que se pronuncien sobre si la hija menor del rey debe ser citada a declarar como encausada.

En un escrito de 79 páginas, Manos Limpias dice que la duquesa de Palma sabía "perfectamente" de las posibles ilegalidades que se cometieron a través del Instituto Nóos con los fondos que éste percibió de las Administraciones valenciana y balear, pese a lo cual, en lugar de "tomar precauciones, siguió disfrutando" del dinero que, desde Nóos, acabó canalizándose a las cuentas de Aizoon, la sociedad que comparte al 50% con Iñaki Urdangarin.

"Es innegable que esta sospecha, que por supuesto trascendió a la prensa, fue el motivo que llevó a la Casa Real, por boca del Conde de Fontao, a trasladar al señor Urdangarin, y por ende a su esposa, las ilegalidades que se habían cometido con el Instituto Noos", apunta Manos Limpias.

El sindicato compara asimismo la situación del matrimonio a la del exportavoz parlamentario de Unió Mallorquina (UM) Bartomeu Vicens y su mujer, quienes compartían una sociedad pantalla para defraudar a Hacienda y la Agencia Tributaria atribuyó el fraude a ambos "por igual".

Manos Limpias ha sido la primera de las partes personadas en contestar al escrito del juez solicitando su posición en relación a la imputación de la infanta. El resto tienen de plazo hasta mediados de la semana próxima para responder.

 

Sin embargo, la Fiscalía ha dejado claro que no apoyará la imputación, como ya adelantó en un escrito emitido antes de que el juez Castro preguntase a las partes. Este viernes, el fiscal Superior de Baleares, Bartomeu Barceló, ha insistido en que el representante del Ministerio Público encargado del caso Nóos, Pedro Horrach, está "absolutamente convencido" de que no es "procedente" imputar a Cristina de Borbón, después de haber analizado las pruebas y documentos que obran en la causa en torno al papel que desempeñó la hija del rey al frente de la mercantil Aizoon.

En declaraciones a los medios tras presentar en el Parlament la memoria del órgano relativa a 2012, Barceló, preguntado sobre si ha recibido órdenes de la Fiscalía General del Estado para oponerse al encausamiento de la duquesa de Palma, ha manifestado que este asunto corresponde a la Fiscalía Anticorrupción, aseverando que ha hablado "muchísimo" con Horrach y que éste se ha mostrado "absolutamente convencido de que no es procedente imputarla".

Tal y como ha asegurado, "en ningún momento" ha recibido, desde que asumió la jefatura de la Fiscalía de Baleares en 2002, "órdenes directas de que deje de acusar a alguien". En cualquier caso, ha precisado que "órdenes generales sí está previsto que se den" al estar reguladas en el Estatuto Orgánico del Ministerio Público, mientras que "las particulares también pueden producirse aunque el fiscal afectado puede plantear su desacuerdo", como así lo recoge el artículo 27 del mismo.

De hecho, en su intervención ante la Cámara autonómica, el Fiscal Superior ha hecho hincapié, a preguntas del diputado socialista Antoni Diéguez, en el hecho de que la Fiscalía se rige por el principio de jerarquía, en virtud del cual, a nivel general, "se dan las correspondientes instrucciones", si bien se prevén mecanismos para el caso de que un fiscal no esté de acuerdo con las mismas. No obstante, ha aclarado que "jamás de los 'jamases' se me ha dado una orden de actuar en un sentido u otro".