Publicado: 22.01.2016 13:19 |Actualizado: 22.01.2016 13:19

Una acusada de difundir chistes de Irene Villa y Miguel Ángel Blanco: "Hay a millones, era una broma"

La Fiscalía pide dos años de cárcel para María Lluch, acusada de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Irene Villa. EFE

Irene Villa. EFE

MADRID.- La joven de 24 años María Lluch, que utiliza en Twitter el seudónimo de Madame Guillotine, ha reconocido este viernes en el juicio que se celebra en su contra en la Audiencia Nacional, que publicó en las redes chistes ofensivos sobre Irene Villa, el concejal del Partido Popular en Ermua Miguel Ángel Blanco y el almirante Luis Carrero Blanco pero ha asegurado que nunca pensó que fuera delito. "En las redes los hay a millones, sólo era una broma, humor negro", ha declarado en la vista oral.

La Audiencia Nacional la juzga por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. La Fiscalía pide en su contra dos años de cárcel y ocho años de inhabilitación absoluta por "denigrar la memoria" del edil 'popular', que fue asesinado el 13 de julio de 1997 tras permanecer 48 horas secuestrado, "insultar" a Irene Villa y ensalzar las actividades de los miembros de la organización terrorista ETA.



Madame Guillotine ha defendido que no tenía intención de ofender a nadie y ha dicho que si algún familiar de las víctimas le hubiera manifestado su malestar, hubiera borrado inmediatamente los mensajes. "Puede ser políticamente incorrecto pero nunca pensé que me pudieran detener por eso", ha precisado. Ha agregado que, en el momento de publicar los chistes no tenía en la cabeza a los familiares de los asesinados o heridos por atentados de ETA ni la figura de Villa o Blanco. "No me río de lo que les pasó, de su desgracia, sino más bien del ingenio del humor negro", ha indicado.

La joven, natural de Valencia, también ha asegurado que su cuenta no tenía "casi seguidores" —según la Fiscalía, alcanzaba los 790— y que los chistes no tuvieron demasiados retuits ni fueron clasificados como favoritos. El fiscal Pedro Martínez Torrijos ha rechazado estos argumentos y ha advertido que "todo lo que está en Internet no es válido". Así, ha recordado que en las redes se mueven, por ejemplo archivos de pornografía infantil. Solicita la pena máxima porque, además de gravedad de las expresiones humilllantes empleadas, la acusada publicó otros tuits que encajan con el enaltecimiento.

Carrero "voló"

María Lluch, que utiliza en Twitter el seudónimo de Madame guillotine, está acusada de mofarse del atentado contra Carrero Blanco, que se produjo el 20 de diciembre de 1973 en Madrid, con comentarios como: "Voló voló Carrero voló y hasta las nubes llegó. Ay Carrero el primer astronauta español".

En su escrito provisional de acusación, Martínez Torrijos señala que la procesada colgó una imagen de una pared de su facultad en la que podía leerse "Maderos a la guillotina, ETA mátalos" con la etiqueta ACAB, acrónimo de la frase inglesa All cops are bastards (Todos los policías son unos bastardos).

Madame guillotine, a la que 790 followers seguían su cuenta @melodalger, escribió entre noviembre de 2012 y agosto de 2014 chistes "totalmente vejatorios y humillantes" sobre Irene Villa y su familia, contestó con una "carcajada" a las burlas de otros usuarios sobre Miguel Ángel Blanco y difundió varias proclamas a favor de la actividad armada de ETA. "Viva ETA militar. La lucha es el único camino", fueron otros de sus comentarios.