Publicado: 06.11.2013 22:11 |Actualizado: 06.11.2013 22:11

Un acusado de crímenes
de guerra se pasea por Madrid
con el beneplácito del Gobierno

Abraham Ditcher, responsable del asesinato de 15 personas en un bombardeo sobre la Franja de Gaza en 2002 como jefe de los servicios secretos de Israel, imparte una conferencia sobre seguridad invitado por el Ministerio de Defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Abraham Ditcher ha visitado este miércoles España para, invitado por el Gobierno y el Centro Sefarad-Israel, impartir una conferencia. Nada destacable si no fuera porque este exministro de Defensa de Israel y antiguo jefe de los servicios secretos del Estado hebreo está acusado de crímenes de guerra.

Ditcher dirigía el Shin Bet cuando Israel lanzó un ataque contra la franja de Gaza en 2002 con el objetivo de liquidar al líder de Hamás Salah Shedade. El bombardeo cumplió con su cometido pero también se llevó por delante la vida de otras 14 personas: la mujer y dos hijos de Shedade y los integrantes de dos familias más, entre ellos niños de menos de cinco años y un bebé de apenas dos meses. Ningún miembro del Gobierno de Israel ha respondido ante la Justicia de la matanza, al igual que con otros tantos asesinatos cometidos por el ejército hebreo contra la población palestina.

En España, la Audiencia Nacional aceptó en el año 2009 una querella presentada por familiares de las víctimas e impulsada por el Centro de Derechos Humanos de Gaza contra siete altos cargos israelíes, entre los que estaba Ditcher. Sin embargo, la Fiscalía se opuso y el pleno de la sala de lo penal archivó el caso argumentando que tenía ser el propio Ejecutivo hebreo el que procesara a los responsables de la operación militar.

El juez Fernando Abreu avisó de que en Israel no se había abierto ningún procedimiento, algo que han recordado este miércoles varios activistas que se han concentrado en Madrid contra la "vergonzosa" visita de Ditcher. El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Al-Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe han pedido en un comunicado la detención de Dichter y han recordado que recurrieron ante el Tribunal Constitucional el sobreseimiento del caso. Cuatro años después, siguen esperando alguna respuesta. Denuncian que Israel "usó una argucia para evitar que sus altos cargos fueran juzgados".  

Miembros de las dos asociaciones, junto a otros activistas, han acudido a la sede del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) en la capital para dejar constancia de su repudio contra los presuntos crímenes de Ditcher, que ha participado en el seminario La cultura de defensa en España e Israel: antiguos desafíos y nuevos retos en la sociedad del siglo XXI financiado tanto por el Estado como por la Comunidad de Madrid. 

"Hemos venido para decirle a Ditcher lo que es, un asesino", ha declarado uno de ellos a Público. Se han quedado con las ganas, ya que las fuerzas de seguridad se han encargado de que el israelí entrara y saliera del CESEDEN por la puerta de atrás para no toparse con nadie, tal y como han confirmado a este diario varios de los concentrados. La protesta ha sido en todo momento tranquila y pacífica, pero aún así la Policía no ha dudado en identificar a algunos de los activistas.

Aparte de la denuncia ante la Audiencia Nacional, en 2005 el Center for Constitutional Rights, una ONG de EEUU defensora de los derechos humanos, presentó otra acusación popular en la que, esta vez, se acusaba a Dichter de la matanza de 2002 como único responsable. A partir de ese momento, y a pesar de que el caso también fue desestimado, el exdirector de los servicios secretos israelíes canceló dos viajes a Reino Unido, uno en 2007 y otro en 2010 por miedo a ser detenido. Una amenaza que no existe en España vista la impunidad con la que se ha paseado Ditcher por Madrid.