Publicado: 25.10.2016 12:01 |Actualizado: 25.10.2016 16:21

Los acusados de Gürtel no podrán ver las pruebas físicas: “Estamos con la política de papel cero”

El 'número dos' de la trama echa un pulso al tribunal: pedía ver las facturas originales que le incriminan, pero sólo podrá verlas en pantalla. Es la norma con la que tienen que trabajar, según su presidente, Ángel Hurtado. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:
El considerado número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, acompañado de su abogado, Miguel Durán, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE/J. J. Guillén

El considerado número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, acompañado de su abogado, Miguel Durán, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE/J. J. Guillén

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID).- “Estamos con la política de papel cero y esa es la norma con la que tenemos que trabajar”. El presidente del tribunal del caso Gürtel, ´Ángel Hurtado, ha zanjado así el último cartucho que ha sacado la defensa de Pablo Crespo, número dos de la trama, quien pretendía poder comprobar los originales de las facturas que le incriminan.

El conflicto entre el tribunal y el procesado ha surgido cuando Crespo ha rechazado como propias parte de un pen drive incautado en los registros realizados a las empresas de la trama, en 2009, y que le exhibía en la pantalla la fiscal, Concepción Sabadell.



En busca del 'cacharrito físico'

Crespo ha pedido que le enseñaran el lápiz USB "No vamos a entrar a mover papeles, ni siquiera físicamente, porque me imagino que lo que busca es el cacharrito físico", ha resuelto el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, quien ha insistido que la proyección de los documentos está "homologada" con la ley.

El tribunal ha hecho un receso para localizar el lápiz de marras. "Ese pendrive no es mío, ese pendrive no es de Pablo Crespo", ha destacado el número dos de la trama al verlo tras el receso. La fiscal le ha replicado que contenía correos enviados desde una cuenta suya a otra también de su propiedad.

El 'Papel Cero' y el derecho de defensa

Después, Crespo se ha enzarzado con el tribunal al exigir poder ver los documentos originales que maneja la fiscal para acusarle, mientras su abogado, Miguel Durán, que es invidente, reprochaba a la Audiencia Nacional que no haya adaptado la plataforma a "personas ciegas".

Nuevo receso para deliberar. Al regreso, el presidente, Ángel Hurtado, ha zanjado la cuestión: las pruebas no se enseñarán en papel y la ley obliga a proyectarlas en formato digital.

“Estamos con la política de papel cero”, ha incidido Hurtado en alusión a las normas aprobadas a instancia del ministerio de Justicia que pretende que el proceso penal no sea en papel aunque luego los juzgados se ven obligados a imprimir la documentación.

“¡Se está vulnerando el derecho de defensa de una manera tan clamorosa!”, ha exclamado Durán mientras apostillaba: “esto nos parece de libro”, en clara alusión a su intención de buscar ante el Supremo la nulidad de la sentencia que dicte el tribunal al ampararse en una supuesta violación de derechos fundamentales.

Durán ha pedido a la fiscal Sabadell que le anuncie cada documento que exhiba en su interrogatorio a Crespo: “Ruego que se entienda que soy abogado ciego y tengo derecho a que se informe aquí en sala de que documentos se está exhibiendo a mi defendido”.

El juicio se ha reanudado con los documentos proyectados en las pantallas. Y con tan mala suerte para el ministerio público que uno de los primeros que han aparecido era una copia de mala calidad, donde se podía ver un sello que la fiscal quería que Crespo identificara como del ayuntamiento de Majadahonda (Madrid).

“Es imposible verlo porque hay más negro que blanco… hay un cuadrito ahí abajo y soy incapaz de visionarlo… Tal vez si pudiera verlo en papel podría ser más preciso”, ha respondido Crespo.

A cada Excel que la fiscal Sabadell le enseña, el número dos de Gürtel insiste: las fotocopias "son difíciles de apreciar" y no puede reconocer los documentos que le incriminan, como hojas de costes con su firma. Y a cada documento incautado físico, Crespo responde que no lo reconoce: "Tal vez si pudiera verlo en papel…"

Crespo ha regresado al argumento de la escasa visilibidad cuando ha sido interrogado por las anotaciones de su agenda personal, que la fiscal ha hecho entregar de forma física al procesado. Hurtado ha requerido la agenda cuando el número dos de Gürtel ha repetido que no se podía leer bien. Y los tres magistrados del tribunal han comprobado que las anotaciones eran bien visibles, a lo que Crespo ha replicado que en otra hoja no había ocurrido así.