Publicado: 16.10.2016 21:09 |Actualizado: 16.10.2016 23:15

Agenda 'in extremis' para investir a Rajoy: el rey en Colombia y Guindos, 'presidente'

En apenas dos semanas debería culminar el precipitado proceso para lograr la investidura del actual presidente del Gobierno en funciones en su segundo intento y abandonar diez meses de provisionalidad si la bancada socialista decide abstenerse.

Publicidad
Media: 3
Votos: 8
Comentarios:
El presidente de la Comisión Gestora del PSOE y presidente del Principado deAsturias, Javier Fernández, conversa con el ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, en presentcia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, momentos antes del

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE y presidente del Principado deAsturias, Javier Fernández, conversa con el ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, en presentcia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, momentos antes del acto central del Día de la Fiesta Nacional. EFE/Juanjo Martín

MADRID.- Es probable que dentro de catorce días España deje de tener un Gobierno en funciones después de 315 días de provisionalidad y dos procesos electorales, un hecho sin precedentes en el país y en la Unión Europea, salvo el record de los 541 días en los que Bélgica estuvo sin Ejecutivo entre junio de 2010 y diciembre de 2011, aunque en ese caso no mediaron unos comicios generales.

Pero para que ese atípico ciclo finalice debe cumplirse una alocada agenda en la que están previstos desde procesos internos partidistas hasta citas internacionales, pasando por un elemento clave: la votación en el pleno del Congreso de los Diputados del candidato a presidir el Gobierno, Mariano Rajoy, que en un segundo escrutinio necesita una mayoría simple favorable.

Ese resultado solo se producirá si en esa segunda votación hay al menos 11 abstenciones en la bancada socialista y “romper” de ese modo el resultado que reflejó el marcador en la anterior ocasión, el pasado día 2 de septiembre: 170 votos a favor (de Rajoy) (los del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria) y 180 en contra (el resto de grupos parlamentarios).



Sin embargo, la “decisión” del PSOE no está tomada, al menos formalmente. Eso corresponderá al Comité Federal de la formación socialista, máximo órgano del partido entre congresos, integrado por unos 290 miembros electos en distintos procesos internos. La anterior reunión de esa instancia interna, el pasado 1 de octubre, ya ha entrado en la historia política española tras la ruptura que se puso de manifiesto en su seno y la dimisión consiguiente del secretario general, Pedro Sánchez.

La convocatoria de ese cónclave la fijará la Comisión Gestora del PSOE en su reunión de este martes (primera cita a tener en cuenta en las dos próximas semanas) que necesariamente ha de quedar fijada para el fin de semana, probablemente el domingo 23 (segunda cita a considerar). La dirección provisional socialista es proclive a que el grupo socialista se abstenga, aunque hay parlamentarios que insisten en el no a Rajoy, lo cual pronostica una división interna.

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández (5i), acompañado por (de izda. a dcha.) Francesc Antich, María Jesús Serrano, María Dolores Padrón, Ascención Godoy, José Enrique Muñoz, Ricardo Cortés y Soraya Vega, durante la reunión mante

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández (5i), acompañado por (de izda. a dcha.) Francesc Antich, María Jesús Serrano, María Dolores Padrón, Ascención Godoy, José Enrique Muñoz, Ricardo Cortés y Soraya Vega, durante la reunión mantenida en la sede del partido. EFE/Chema Moya

Pero a lo largo de esta primera semana hay otras dos citas que espesan un calendario ya de por si denso. El martes y el jueves el Congreso de los Diputados celebrará una sesión plenaria (la segunda ordinaria de la legislatura) en las que debe iniciarse la tramitación, urgente, de la reforma de la ley electoral para evitar, por si acaso, que unas terceras elecciones generales deban celebrarse el día de Navidad (fecha elegida al alimón entre Rajoy y Ana Pastor el pasado mes de agosto).

Tanto para esta ley como para la reforma de otro texto legal (la ley de estabilidad financiera que debe permitir al Gobierno en funciones adelantar los ingresos por el impuesto de sociedades) se requiere la mayoría absoluta ya que se tratan de leyes orgánicas. En consecuencia, será el momento de constatar el grado de consenso que estas iniciativas, promovidas desde el Grupo Parlamentario Popular, despiertan en los grupos de la oposición, aunque se da por seguro que pasarán el trámite.

Casi sin solución de continuidad el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se trasladará a Bruselas para asistir al Consejo Europeo de la UE que se inicia a primera hora de la tarde del jueves y se prolonga hasta la tarde del viernes. A esa cita es posible que Rajoy asista ya con el convencimiento de que cuenta, aunque no a ciencia cierta, con la necesaria abstención de los socialistas para ser investido una semana más tarde. Sus colegas europeos estarán expectantes a sus explicaciones.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante su comparecencia para informar de la ronda de consultas que celebrará el rey los próximos 24 y 25 de octubre de cara a la investidura. EFE/Sergio Barrenechea

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante su comparecencia para informar de la ronda de consultas que celebrará el rey los próximos 24 y 25 de octubre de cara a la investidura. EFE/Sergio Barrenechea

El rey tiene en esas fechas, viernes 21 y sábado 22, un compromiso ineludible que hace más espesa, si cabe, la agenda de estas dos semanas: la entrega de los premios Princesa de Asturias, unos galardones con repercusión internacional, que se desarrolla en Oviedo. El dispositivo protocolario implica al presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, a su vez presidente de la gestora socialista.

Ese compromiso de agenda del dirigente socialista obliga a retrasar al domingo la convocatoria del Comité Federal del PSOE. Ese sanedrín será el centro de atención política y mediática ya que de la cita debe salir la postura oficial que debe adoptar el grupo parlamentario socialista en un probable pleno de investidura del aspirante conservador Mariano Rajoy para convertirse en presidente del Gobierno en plenitud de facultades.

El Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, conversan durante la reunión del Patronato del Instituto Cervantes, en el Palacio Real de Aranjuez.EFE/Ballesteros

Y también a continuación se va a producir otro de los trámites imprescindibles que fija la Constitución ante un proceso de investidura a la Presidencia del Gobierno. El jefe del Estado comunicó el pasado martes día 11 que celebrará los días 24 y 25 la ronda de consultas que prevé el artículo 99 de la Carta Magna. Es el paso previo para comunicar formalmente a la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, la propuesta de Mariano Rajoy para que se someta a un debate de investidura.

A esa convocatoria acudirán los representantes de las formaciones políticas que cuentan con parlamentarios en la Cámara baja, salvo ERC y HBildu como ya ocurrió en las tres ocasiones anteriores. El desfile de portavoces será de menor a mayor y a la consulta asistirá por primera vez el presidente de la gestora del PSOE, el asturiano Javier Fernández.

Hay consenso generalizado sobre las fechas en que se celebrará el debate de investidura (el segundo en esta legislatura y el tercero desde las elecciones generales del pasado mes de diciembre): la presidenta Pastor convocará a sus señorías para un pleno que se desarrollará los días 26 y 27; es decir, a penas 24 horas después que acaben las consultas del rey.

Si como es previsible el jueves 27 Rajoy no alcance la mayoría absoluta de apoyos en la primera votación, establecida en 176 votos, se convocará otro pleno para celebrar un segundo sufragio, 48 horas después, según indica la Constitución en el mismo artículo 99. Esto es, se volverá a votar a Rajoy el sábado día 29, previsiblemente en trono al mediodía.

A esas horas el jefe del Estado no estará en territorio nacional ya que desde el día anterior asistirá a la XXV Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Cartagena de Indias, Colombia. Por primera vez desde 1991 el rey asistirá a una cita de esas características sin el presidente del Gobierno de turno.

Su lugar lo ocupará el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, por la única razón de que no es diputado y su presencia no se requiere para la investidura de su jefe de filas. Un hecho, sin duda, extraordinario ya que la cumbre es de jefes de Estado y de Gobierno. Se ha descartado que acompañe al monarca el otro ministro que no es diputado, Pedro Morenés, titular de la cartera de Defensa.

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, en una rueda de prensa en la sede del PP. REUTERS/Susana Vera

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, en una rueda de prensa en la sede del PP. REUTERS/Susana Vera

Queda por dilucidar en qué momento el rey firmaría el decreto de nombramiento de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno una vez la presidenta del Congreso le comunique el mismo día 29 un resultado positivo en la votación de investidura. Fuentes parlamentarias han explicado que el jefe del Estado pude recibir telemáticamente esa comunicación y firmar el decreto en la embajada española en Colombia, lugar que se considera territorio nacional a todos los efectos.

La jura de Rajoy ante el rey en el Palacio de la Zarzuela podría realizarse a lo largo del domingo día 30 en función de la hora de regreso del monarca desde Colombia; o bien al día siguiente, el lunes día 31. Hay que tener en cuenta que en el viaje de vuelta hay que sumar la diferencia horaria adicional que existe entre los dos países.

En cualquier caso, los miembros de su nuevo Gobierno, ya con funciones plenas, jurarían y tomarían posesión de sus carteras al día siguiente de que lo hiciera Rajoy, pero ese trámite ya queda fuera de la agenda alocada que marcará la actualidad en las próximas dos semanas.