Publicado: 16.12.2015 23:34 |Actualizado: 16.12.2015 23:34

El agresor de Rajoy: "Estoy muy contento de haberlo hecho"

El presidente del Gobierno ha apelado a la "moderación" y a "huir de los extremismos" tras recibir un puñetazo de un menor de 17 años cuando paseaba por Pontevedra.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8
Comentarios:
El joven acusado de agredir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un paseo electoral, tras ser detenido esta tarde en Pontevedra. EFE/Lavandeira jr

El joven acusado de agredir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un paseo electoral, tras ser detenido esta tarde en Pontevedra. EFE/Lavandeira jr

MADRID.- El joven de 17 años que hoy agredió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró, tras ser detenido que estaba "muy contento de haberlo hecho".

Identificado como Andrés de V.F. pertenece, según fuentes policiales, a un grupo del FC Pontevedra, Mocidade Granate, que se ha desmarcado de la acción.

Sobre las 17:50 de la tarde, el menor propinó un fuerte puñetazo a Rajoy sin que el presidente pudiera siquiera verlo, mientras paseaba por el centro de Pontevedra, en concreto cuando la comitiva del Partido Popular estaba en las inmediaciones de la iglesia de la Peregrina.

Rápidamente fue reducido por los guardaespaldas que se lo llevaron detenido. Podría ser acusado de atentado a la autoridad.



Rajoy llama a "huir de los extremismos"

Posteriormente, Rajoy ha apelado a la "moderación" y a "huir de los extremismos" tras la agresión, un incidente que no ha querido mencionar en su último acto de campaña en Galicia, el mitin que ha tenido por la noche en A Coruña.

El jefe del Ejecutivo ha llegado a este multitudinario acto -han asistido más de 3.000 personas según la organización- directo desde Pontevedra. Sin gafas, y con la marca de la agresión en la cara ha llegado Rajoy al Palacio de Congresos y Exposiciones de A Coruña acompañado del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de la ministra de Fomento, Ana Pastor, quienes también estaban con él en el paseo pontevedrés.

Ninguno de los dirigentes que han precedido a Rajoy en la palabra han hablado de la agresión, aunque todos han coincidido en dar discursos centrados en valorar la gestión y el liderazgo de su presidente y candidato a la reelección.

Y tampoco Rajoy, cuando ha tenido el turno de palabra, ha querido mencionar explícitamente el incidente.

Eso sí, al final de su intervención ha pedido "huir de los extremismos" y ha apuntado que lo que se necesita es "moderación". "Somos un pueblo moderado, y los gallegos de manera muy especial, somos gente tranquila, formal y seria", ha dicho.

"Lo cual no quiere decir que no tengamos eso en lo que están pensando todos los que estamos aquí presentes", ha añadido Rajoy.

Además, ha querido dejar claro su estado de ánimo: "Me encuentro estupendamente, en un gran momento, mucho mejor que hace cuatro años, con más ganas, con más ilusión y con más fuerza que nunca", ha señalado Rajoy, quien por eso ha pedido a los populares que le ayuden a ganar las elecciones el próximo domingo.

En ningún momento ha hablado Rajoy del incidente, aunque ha habido unas palabras que han sonado a broma y muchos han asociado al suceso.

Ha sido cuando ha recordado que comenzó su carrera política "pegando carteles en Pontevedra" y ha dicho: "también ahora se pegan, y muchos, en la provincia de Pontevedra". Los asistentes le han respondido con risas y aplausos.