Público
Público

La agrupación de Zapatero denuncia que no tendrá voz en la Conferencia Política del PSOE

La Ejecutiva provincial de León impone a una representante de los socialistas de la capital leonesa que no cuenta con el respaldo de la federación municipal. El grupo, crítico con la gestión del partido, es el más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La confección de la lista de delegados para la Conferencia Política que el PSOE celebrará en Madrid el segundo fin de semana de noviembre ha vuelto a dejar al descubierto la división interna que existe entre los socialistas leoneses y ha sacado a la luz las viejas rencillas que se arrastran desde el 38 Congreso Federal, y que marcan una clara línea fronteriza entre quienes apoyaron al actual secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los que apostaron por la exministra de Defensa Carme Chacón. 

La agrupación de la ciudad de León -de la que según han confirmado desde la misma aún forma parte el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero-, que se mantiene crítica con la actual dirección del partido, se siente 'ninguneada' por la Ejecutiva provincial, afín al sector oficial. Denuncian que 'por primera vez en la historia' del PSOE la federación 'no tendrá voz' en un cónclave como el que tendrá lugar en noviembre dado que el aparato no ha aceptado que el representante de la agrupación en dicha Conferencia Política sea su líder, José Antonio Díez, cabeza visible del sector crítico en León. 

Ayer, sin embargo, el Comité Autonómico Extraordinario del PSOE de Castilla y León que se celebró en Valladolid y que se convocó para confeccionar esas listas para el cónclave aprobó una relación de nombres entre las que sí se incluyó a una representante de la federación socialista de la ciudad de León, Belén Castañón. Lo que sucede es que ella, que forma parte de la Ejecutiva provincial, no cuenta con el respaldo de los socialistas de la capital leonesa por ser cercana al sector oficial.

El vicesecretario general local, José Giménez, ha explicado a Público que la discordancia quedó manifiesta el pasado miércoles, cuando la agrupación municipal mantuvo una reunión con el secretario de Organización provincial, Óscar Álvarez, miembro de la Ejecutiva que dirige Tino Rodríguez y por tanto afín al aparato. En ese encuentro, explica Giménez, la dirección provincial se negó a que el delegado de la agrupación en la Conferencia Política fuera Díez, enfrentado con el aparato, porque Álvarez dijo que la representante debía ser una mujer. 

Los socialistas de la ciudad de León insistieron en que su decisión era que su delegado fuera su líder, pero la dirección provincial no dio su brazo a torcer, por lo que finalmente propuso a Castañón como delegada. Desde la Ejecutiva local no reconocen la legitimidad de esta última que, dicen, ni conocen ni les suena haberle visto 'ejercer su militancia' en la agrupación de la capital. Y por eso lamentan que sus aportaciones no vayan a llegar al cónclave socialista, a pesar de que su agrupación 'ha participado en todos los diálogos' organizados por el PSOE desde principios de año. 

Giménez considera que su agrupación es víctima de 'una persecución política' por parte de la dirección socialista que ha desembocado en este 'hecho histórico' que les dejará, dice, sin un asiento ante sus compañeros del resto del Estado a pesar de que con tan sólo unos 700 militantes configuran la federación más numerosa de Castilla y León.

Este diario ha tratado de obtener la versión de la dirección provincial del PSOE de León, si bien las fuentes consultadas no han querido hacer ninguna valoración sobre las acusaciones que les han lanzado desde la agrupación municipal. Tan sólo han recordado que la lista de delegados propuesta por las distintas ejecutivas provinciales fue respaldada ayer por una 'abrumadora mayoría' del Comité Autonómico de los socialistas castellanoleoneses. Hubo 121 votos a favor y sólo 12 abstenciones.

Asimismo, fuentes del PSOE de Castilla y León han recordado que las listas para la Conferencia Política las configura la Comisión Ejecutiva regional e insisten en que la agrupación municipal sí tendrá voz ya que en la relación de nombres aprobado ayer está el de una de sus miembros.