Público
Público

Congreso regional del PP de Madrid Aguirre y Cifuentes entierran el hacha de guerra

"Eres la primera presidenta elegida por sufragio universal de todos los afiliados", le aplaude la portavoz del Ayuntamiento de Madrid a su sucesora al frente del PP.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen de archivo de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes durante un acto del PP.- EFE

La estrella del Congreso regional del PP de Madrid no ha sido su futura presidenta, Cristina Cifuentes, sino su antecesora, Esperanza Aguirre. Ambas lideresas han enterrado este viernes el hacha de guerra, al menos de cara a la galería.

Durante la presentación del informe de gestión del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid -que no fue tal, sino un mítin de Aguirre-, la portavoz decidió abandonar sus diferencias con su sucesora y, por una vez, le lanzó un piropo: "Eres la primera presidenta elegida por sufragio universal de todos los afiliados", le aplaudió quien siempre fue crítica con los dedazos de Rajoy.

Cifuentes, con una gran sonrisa, le devolvió el gesto lanzándole un beso desde su asiento del plenario del Congreso, que se celebra en el hotel Auditorium de Madrid.

Pese a las buenas palabras, Aguirre no desaprovechó la oportunidad de lanzarle una pulla: "Espero que aciertes en todas tus tareas, por el bien de todos los afiliados del PP de Madrid y de todos los españoles", le dijo con su ironía habitual.

Cristina Cifuentes junto al presidente del gobierno, Mariano Rajoy en el Congreso regional del PP de Madrid

La expresidenta del PP y de la Comunidad -cargos que ahora ocupa Cifuentes- fue ovacionada por los 2.428 compromisarios que participan en estas elecciones internas que tienen como fin renovar los estatutos e ideario de la formación regional. Casi cinco minutos de aplausos que Aguirre recibió con un amago de sollozo: "Me vais a emocionar", les dijo.

Su discurso, sólo interrumpido por la llegada de la secretaria general del PP nacional, María Dolores de Cospedal, se centró única y exclusivamente en arremeter contra la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. "En la oposición tenemos una misión: desenmascarar el proyecto totalitario que se esconde detrás de Carmena: un conjunto de comunistas de los más rancio, disfrazados de comunistas de corte chavista", espetó.

María Dolores de Cospedal junto a Cristina Cifuentes en el congreso regional del PP de Madrid

Aguirre calificó a Podemos como "el mayor peligro al que se enfrenta la democracia española" y tras una retahíla de mensajes manidos sobre la suciedad de la ciudad, el paro o el frenazo a proyectos como la Operación Chamartín, la líder del PP en el Ayuntamiento presumió de haber logrado, con su "oposición dura", que Podemos "haya perdido 180.000votantes" en el último año y medio, según sus propias cuentas.

Del informe de gestión, ni rastro. Justo cuando en las últimas semanas se han desvelado nuevas informaciones sobre la presunta financiación irregular del PP durante su liderazgo, y su exnúmero dos, Francisco Granados, la ha culpabilizado de saberlo y autorizarlo "todo" en el partido, Aguirre ha decidido callar. Sólo una referencia velada en su discurso. "Pocas veces he tenido mejores compañeros", les dedicó a quienes la acompañan en el Grupo municipal, de quienes destacó "la lealtad absoluta hacia los principios del partido, por encima de sus intereses personales". De sus 'exranas', ni una palabra.