Público
Público

Publicidad en medios Así favorecieron Aguirre y González a 'La Razón' a través de anuncios institucionales 

Entre 2011 y 2015, el diario dirigido por Francisco Marhuenda recibió el 60% del presupuesto de los anuncios en prensa escrita de Metro,  e ingresó diez veces más que 'El País' y 'El Mundo' juntos, pese a tener una audiencia claramente inferior.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

Aguirre-González

Esperanza Aguirre e Ignacio González favorecieron con dinero de la publicidad institucional desde la Comunidad de Madrid, a través de las consejerías, desde el Canal de Isabel II y del Metro a aquellos medios conservadores afines a los expresidentes madrileños. 

Entre 2011 y 2015, La Razón recibió el 60% del presupuesto de los anuncios en prensa escrita de la empresa pública Metro, embolsándose diez veces más que la suma de El País y El Mundo, que lo superan en lectores. En 2012 y 2013 la publicación conservadora fue la única que recibió dinero, según publica eldiario.es. El diario gratuito 20 Minutos, el más leído en la región de Madrid y, en concreto, seis veces más leído que La Razón tan solo recibió 17.352 en publicidad.

Curiosamente, Ignacio González fue contratado para escribir dos artículos semanales a razón de más de 4.500 euros al mes. 

También destacan los casos de ABC , que facturó 27.860 euros, El Economista  que recibió 170.000 euros y la revista de la aerolínea Vueling con unos 138.000 euros.

La radio de Intereconomía recibió 12 veces más fondos que la Cadena Ser

El beneficio de pertenecer al círculo de los expresidentes también le benefició a la radio del Grupo Intereconomía que recibió 12 veces más fondos que la Cadena Ser.

En relación con los anuncio de Metro, los medios críticos con los Gobiernos de Aguirre y González, eldiario.es, Público o Infolibre se encontraban por detrás de Nueva Televisión, una web de audiencia residual del exportavoz del Gobierno de Aznar,  News UniversidadSapos y Princesas, una guía del ocio infantil. Desde Podemos, Hugo Martínez Abarca, destapó la política de premios de los Gobiernos de Aguirre y González.