Publicado: 05.07.2016 14:00 |Actualizado: 05.07.2016 14:59

Aguirre mezcla Unión Soviética
y Venezuela para cargar contra Carmena: "Sus políticas son malas para los madrileños"

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid acusa a la alcaldesa de “adoctrinar niños”, “perseguir cualquier indicio de tradición religiosa” y usar el Consistorio para “narcotizar a la ciudad con propaganda sectaria”. “¿De verdad es esto lo que quieren?”, responde Carmena.

Publicidad
Media: 3.44
Votos: 9
Comentarios:
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, durante su intervención en el primer debate del estado de la ciudad./ EFE

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, durante su intervención en el primer debate del estado de la ciudad./ EFE

MADRID.-Esperanza Aguirre no ha dejado un solo tópico sin usar en su ofensiva de este martes contra la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, que unos minutos antes pedía dejar a un lado las descalificaciones para poner en el centro las cuestiones políticas, en su primer debate sobre el estado de la ciudad, celebrado en el Ayuntamiento.

En apenas media hora, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha acusado a la exmagistrada de “intentar adoctrinar niños”, “perseguir cualquier indicio de tradición religiosa” y usar el Ayuntamiento para “narcotizar a la ciudad con propaganda sectaria”.

Así, la lideresa aseguraba que el equipo de Gobierno de Ahora Madrid “no cree ni en la iniciativa privada ni en la propiedad privada”, porque algunos de los concejales vienen de movimientos okupas. “¿Cómo quieren que los inversores confíen si ustedes son invasores de la propiedad?”, cuestionaba Aguirre, antes de arremeter también contra el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, por su decisión de bajar el IBI a algunos los barrios más humildes de Madrid, anunciada en campaña electoral.



La lideresa criticaba entonces que Carmena, Mato y otro edil hayan sido expedientados por la Junta Electoral Central por haber tomado esta medida en plena campaña electoral, algo que a su juicio demuestra el “sectarismo y el afán de comprar voluntades” del Ayuntamiento. Poco después, Aguirre recurría a la mezcla de la Unión Soviética y de Venezuela entre continuas alusiones al comunismo y a los “totalitarismos”, aplicándola a un caso concreto: “El programa de gobernanza de Lavapiés sigue el modelo bolivariano de Soviets”, apostillaba.

“¿De verdad es esto lo que quieren? ¿Es esto lo que les gusta y les satisface?”, respondía Carmena a la intervención de Aguirre, acusándola de incurrir en una “utilización sistemática de los tópicos”. “No es buena la manera de hacer política que ustedes hacen”. “Están acostumbrados a actuar en política de la manera más absolutamente contraria a lo que la sociedad quiere de nosotros”, apuntaba. 

“El efecto Carmena” y el “líder máximo Pablo Iglesias”

“Sus políticas son malas para la ciudad y para los madrileños. El efecto Carmena es malo”, afirmaba Aguirre, poco después de comprometerse a pronunciar un discurso con “afán constructivo”, tras las intervenciones de las portavoces de Ciudadanos, PSOE y Ahora Madrid, Begoña Villacís, Purificación Causapié y Rita Maestre.

Aguirre volvía este martes a la línea argumental que adoptó tras las elecciones del 26-J, para asegurar que los resultados cosechados por Podemos, que es una de las fuerzas que vertebran Ahora Madrid supone “un suspenso rotundo”, “sin paliativos” para el Gobierno municipal. “Madrid no es que se pare, es que retrocede”, insistía Aguirre, afeando a Carmena “su obsesión por los desahucios”.

Así, y a pesar de la insistencia de la alcaldesa a la hora de reivindicar su independencia política, la conservadora insiste en señalar a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos como “su líder”, “el líder máximo”. A su lado, siempre según Aguirre, caminarían los “acomplejados socialistas”, “presos de esa nostalgia de la extrema izquierda”.

El “ánimo de revancha” que lleva a investigar la corrupción del PP

En la misma línea, la portavoz conservadora aseguraba que la comisión de investigación aprobada por el resto de grupos del Ayuntamiento para supervisar y sacar a la luz posibles casos de corrupción de anteriores ediles tiene “ánimo de revancha”. “Si hay delito, para eso están los tribunales”, afirmaba Aguirre, que insiste en que la decisión de abrir esta comisión se debe a la “animadversión hacia el PP", que es el único partido que no ha asistido a las dos sesiones celebradas hasta la fecha.

Por otra parte, y en referencia al cambio de denominación de decenas de calles madrileñas en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica que estudia el Ayuntamiento, Aguirre ha pedido al Consistorio que "no intente cambiar la historia de España”. A juicio de la portavoz del PP, “decidir por decreto que la Guerra Civil y la dictadura” fueron obra de “unos pocos malísimos” y otros “buenísimos” es “una soberana estupidez”.