Publicado: 28.10.2015 23:46 |Actualizado: 29.10.2015 16:55

"¿Cómo puede Aguirre negar nuestra guerra en Irak cuando hemos sido víctimas del terrorismo allí?"

Veteranos españoles de la Brigada 'Plus Ultra' cargan contra la conservadora y José María Aznar por no admitir, doce años después, que se les envió a un país sumido en un conflicto abierto tras la caída de Sadam. "Somos víctimas del terrorismo y nos sentimos negados", denuncia un sargento herido en combate

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 22
Comentarios:
Imagen de 2004 del general Fulgencio Coll (izquierda), dirigiéndose a los soldados de la brigada 'Plus Ultra', con base principal en la ciudad de Diwaniya (Irak), antes de regresar a España. EFE/Ballesteros

Imagen de 2004 del general Fulgencio Coll (izquierda), dirigiéndose a los soldados de la brigada 'Plus Ultra', con base principal en la ciudad de Diwaniya (Irak), antes de regresar a España. EFE/Ballesteros

MADRID.- "Respeto y reconocimiento". Es la única petición de los veteranos de la misión española en Irak de 2003 y 2004. Esta semana han vuelto a ver como el máximo responsable de que fueran destinados al país del por entonces recién derrocado Sadam Husseim, José María Aznar, así como un alto cargo de su partido, Esperanza Aguirre, negaran que la misión donde arriesgaron sus vidas, fueron heridos o perdieron la vida once de sus compañeros, fuera una guerra. 

Aznar, citado en las memorias del actual ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo publicadas esta semana, defiende en una misiva que España "salió ganando" por la influencia y el apoyo internacional logrados. Además, el expresidente asegura que el país "no participó en una guerra". "Nosotros no estuvimos en la guerra de Irak", ha defendido por su parte Aguirre este lunes, negándose a emular al expremier británico Tony Blair, que ha pedido perdón por aceptar los "erróneos" datos de Inteligencia que le llevaron a participar en la invasión. 

Los militares españoles que combatieron en Irak cosideran "un insulto" las declaraciones de los conservadores. Fueron enviados en misión de paz, pero se encontraron con un país en guerra y una fuerte insurgencia armada y dispuesta a combatir contra el invasor extranjero. Se enfrentaron a ataques, emboscadas, fuego de mortero nocturno y traiciones de los intérpretes y colaboradores iraquíes a diario. 



"¿En qué hemos salido ganando? Habrán ganado las empresas que enviamos allí a reconstruir. Los militares que estuvimos allí no nos hemos ganado ni el reconocimiento. Es vergonzoso", denuncia Fernando Tello, veterano de la Brigada Plus Ultra II. "Es como si todo el trabajo que has hecho fuera en balde. Nos encontramos con un país que no sabe nada de lo que pasó allí y un Ejército que nos ha dado la patada a los que hemos tenido problemas", añade el exmilitar, retirado del servicio por un trastorno por estrés postraumático que el Ejército se niega a reconocer como provocado por el servicio. 

Víctimas del terrorismo

"El 11 de febrero de 2004, a las 06.15 hora local, las 04.15 hora española, nos emboscaron en una calle en Diwaniya. Nos lanzaron un artefacto explosivo a un alférez y a mí, que afectó también a parte de la unidad que iba a pie. Iniciamos un procedimiento de protección y evacuación de los heridos y combate. En ocho minutos nos presentamos en Base España, y a partir de ahí empezó nuestro calvario", relata sin titubear Sergio Santisteban, sargento primero que también estuvo destinado en Irak.

"¿Lo que dice Aguirre es que no me atacaron porque yo no estuve allí? ¿Está negando lo que nos sucedió a mis compañeros y a mí? Somos víctimas del terrorismo y nos sentimos negados", denuncia un sargento herido en Irak

Lo que Santistaban llama "calvario" fue un proceso de siete años en el que el Gobierno y el Ejército le negaron su condición de herido de guerra, así como el de víctima del terrorismo. Para la autoridad política y militar, él solo era un "herido en acto de servicio". Su patrulla fue la primera del contingente español que sufrió un ataque y tuvo un herido grave. El sargento todavía sufre las secuelas del ataque y ha sido operado por ello este mismo verano, recuerda en su conversación con este medio. 

En septiembre de 2011, en los últimos estertores del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, entró en vigor la ley de Reconocimiento y Protección de Víctimas del Terrorismo, que por fin reconoció a los heridos y caídos de la Brigada Plus Ultra como víctimas. "Yo soy víctima del terrorismo, de un ataque yihadista en Irak. ¿Lo que dice Esperanza Aguirre es que a mi no me atacaron porque yo no estuve allí? ¿Está negando lo que nos sucedió a mis compañeros y a mí? Somos víctimas del terrorismo y nos sentimos negados" dice el sargento, que se pregunta si las declaraciones de la conservadora pueden ser objeto de delito, tal y como ella ha acusado a varios de sus adversarios políticos. 

Aznar y Trillo se disponen ayer a subir al helicóptero que les condiciría a Base España, en Diwaniya (Irak). / EFE

José María Aznar y el entonces ministro de Defensa Federico Trillo se disponen ayer a subir al helicóptero que les condiciría a Base España, en Diwaniya (Irak). / EFE

"Los únicos que estáis en misión de paz sois vosotros. Todos los demás estamos combatiendo contra los insurgentes" le espetó un capitán gibraltareño de la Royal Marine en Kuwait. "Mi capitán, en misión de paz estará el presidente de mi gobierno y el ministro de viva Honduras, pero mi pelotón y mi compañía no", le contestó Santisteban.