Publicado: 01.03.2016 13:56 |Actualizado: 01.03.2016 14:33

Al menos cuatro ministros del PP están de acuerdo con el pacto entre PSOE y C's, según Girauta

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso asegura que el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, entre otros, apoya el texto. También confía en la lealtad de Sánchez: "Estoy seguro de que defenderá el programa de Gobierno".

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, en una rueda de prensa. EFE

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, en una rueda de prensa. EFE

MADRID.- Al menos cuatro ministros del PP, entre ellos, José Manuel García-Margallo, están de acuerdo con el pacto entre PSOE y Ciudadanos. Así lo ha asegurado este martes el portavoz de C's en el Congreso, Juan Carlos Girauta, que ha desvelado esa información para argumentar que no entiende por qué los conservadores siguen enrocados en dar su "no" a un "Gobierno constitucionalista". 

"Nosotros seguimos con la mano tendida (al PP), impasibles a los insultos, porque los 7 millones de votantes del PP no se merecen lo contrario", aseguró. "Somos los únicos que no le han hecho un cordón sanitario al PP; los únicos que les han dicho que son imprescindibles, y sin embargo se inventan desde lo del "pichón" a que ocultamos veladamente un referéndum de autodeterminación en Catalunya. ¿Tienen alguna credibilidad?", se preguntó. 

Y siguió sin ver "ningún sentido político" a la negativa de los populares a sentarse a dialogar hasta que fracase Pedro Sánchez en el pleno de investidura que comienza esta misma tarde. "Es un acuerdo para un Gobierno constitucionalista que se se puede apoyar. Si no lo hacen, será por algo. ¿Porque quieren que gobierne Rajoy? No sé si el no hacer nada es la estrategia más indicada en un contexto como el actual", opinó. 



De hecho, fue el contexto -"la situación de fragmentación en el Parlamento y el desafío de abordar problemas muy urgentes de España"- lo que sirvió a Ciudadanos para justificar su apoyo al candidato socialista. "No cabe ninguna otra alternativa a la búsqueda de consenso para ofrecer soluciones. Y es en este punto donde se tendrán que definir todos los grupos", amenazó el diputado naranja. 

Girauta negó haber pactado con el PSOE un discurso común para defender su texto pactado en el debate de investidura. Pero todo apunta a que ambos culparán al resto de formaciones de no permitir que llegue un Gobierno de cambio y ahondar en la posibilidad de que se repitan elecciones. "Algunos devuelven el balón a los votantes; otros ofrecemos soluciones", resumió.

Y, desechando toda sospecha respecto a los documentos que Sánchez envió ayer a Podemos, Compromís e IU, confió en la lealtad de los socialistas. "Estoy seguro de que Sánchez defenderá su programa de Gobierno que está en el acuerdo de Gobierno", dijo rotundo. "Está claro que él pondrá el acento en unas u otras cosas o que hablará de temas que no están en el acuerdo, pero que no entrarán en contradicción con él", siguió convencido.

"Yo no voy a hacerle ningún test a Pedro Sánchez porque no tengo la sensación de que haber tratado (en las negociaciones) con gente que haya que controlar", continuó con su argumentación. Y recordando el proceso interno que también tuvo que pasar el secretario general del PSOE para ratificar el documento, Girauta concluyó: "No se hace todo este trabajo de negociación si uno luego quiere hacer la pirula". 

Rifirrafe con Iceta

Girauta eludió así establecer un conflicto con Sánchez, pero, además de profundizar en el enfrentamiento que hoy han mantenido Albert Rivera y Pablo Iglesias tras la excarcelación de Otegi, también se enzarzó con Miquel Iceta (PSC) por haber llamado a Ciudadanos "anticalanes primarios".  "He vivido siempre en Barcelona enfrentado a la hegemonía del nacionalismo y esto es más de lo mismo que nos dicen desde que nació Ciutadans", se lamentó el portavoz de C's. 

Y, tras presumir de ser "la segunda fuerza" en Catalunya, acusó al PSC de actuar "como una montaña rusa" y aunque consideró que "fueron entrando en razón" en cuanto a su postura respecto al derecho de autodeterminación y al referéndum, también les insultó: "Le recuerdo que el PSC es ahora un pequeño partidito en Catalunya", zanjó.