Publicado: 04.02.2014 10:55 |Actualizado: 04.02.2014 10:55

Alberto Fabra carga contra el 'Diccionari' por decir que al valenciano también se puede denominar catalán

La propia Academia, Escola Valenciana, PSPV, Compromís y EUPV critican las declaraciones del presidente de la Generalitat y defienden la definición del 'Diccionari'. La Academia suspendió ayer la presentación de es

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha afirmado que el Diccionari Normatiu Valencià de la Academia Valenciana de la Llengua (AVL) incluye "ciertas cuestiones que no son compartidas con el espíritu establecido en el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana", pues establece que la lengua puede denominarse, compatiblemente, valenciano o catalán.

Fabra entró el lunes en esta antigua polémica, abierta por la derecha valenciana en un intento de que se les considere idiomas diferentes, recurriendo al artículo 6 del Estatuto, que dice que "la lengua que se utiliza en la Comunitat Valenciana es el valenciano". Y este mismo martes, el secretario general del PPCV, Serafín Castellano, ha insistido en que el Estatuto de Autonomía determina que la lengua que se habla en la Comunidad es el valenciano "y no otra cosa". Así, el PP "siempre va a defender las señas de identidad de los valencianos como hemos hecho hasta la fecha porque nos sentimos orgullosos de ser valencianos", ha apostillado.

Castellano (PP): "La lengua que se habla en la Comunidad es el valenciano y no otra cosa"

Fabra también insistiío en que "el artículo 6 del estatuto es muy claro y es 'la lengua que se utiliza en la Comunitat Valenciana es el valenciano'" y, en este sentido, remarca que "el compromiso de todas las personas que representan desde los distintos ámbitos cualquier aspecto de la Comunitat Valenciana, y la AVL lo hace, es defender lo nuestro, que es nuestra lengua, el valenciano, y nuestras señas de identidad". "Y eso todas las personas lo deben tener muy claro y, desde luego, yo voy a ser el primero que haga defensa del cumplimiento íntegro de todo lo establecido en el estatuto", ha agregado Fabra. Tanto la propia AVL, como Escola Valenciana, PSPV, Compromís y EUPV, han criticado la postura del presidente de la Generalitat.

Mientras, después de que ayer saltara esta polémica, la AVL ha suspendido la presentación del Diccionari que, en un principio, estaba programada para este martes, por "razones de ajustes en la aplicación informática de la web" y "problemas" en su servidor. El ente ha informado de la suspensión del acto -del que no ha facilitado fecha alternativa- en una nota enviada a los medios de comunicación en la que explica: "por razones de ajustes en la aplicación de la página web y por problemas técnicos en nuestro servidor.

El vicepresidente de la AVL, Josep Palomero, ha defendido, ante las críticas lanzadas por algunos representantes del PPCV, el "gran esfuerzo" que la institución ha desarrollado durante los últimos 12 años para sacar adelante el Diccionari  y, por ello, ha descrito la reacción de esos políticos como "fuegos artificiales" que demuestran "su propia ignorancia". Así, ha considerado "desproporcionada" la reacción de algunos dirigentes del PP valenciano: "Lo desconocen absolutamente todo y han construido sobre una palabra --de las más de 93.000 que recopila el diccionario-- un castillo de fuegos artificiales que les desacredita".

Escola Valenciana recuerda que "los diccionarios los hacen los académicos, no los políticos"Palomero -que ha participado en la comisión del diccionario junto a Jordi Colomina, Rafael Alemany, Ramon Ferrer, Artur Ahuir y Manuel Pérez Saldanya- ha manifestado que es "incomprensible que un gobierno actúe con estas declaraciones en contra de un institución de la propia Generalitat", que, además "ha hecho un enorme esfuerzo al incorporar muchísimos vocablos valencianos que hasta ahora no aparecían en los diccionarios". En la misma línea, ha afirmado que las palabras de Castellano "invaden competencias que no son del Consell, sino de la Acadèmia, tal y como establece su ley de creación".

Mientras, Escola Valenciana ha recordado a Fabra, que "los diccionarios los hacen los académicos, no los políticos", al tiempo que ha considerado que quien "incumple hasta ocho artículos" del Estatuto de Autonomía es el Consell y no la AVL. La entidad cívica se ha expresado en estos términos en un comunicado a raíz de la polémica en torno al Diccionari.

Escola considera que la Academia Valenciana de la Lengua es "fundamental y quien la pone en entredicho es quien está atacando el Estatuto de Autonomía". Por eso, el presidente de Escola, Vicent Moreno, se solidariza con el de la AVL, Ramon Ferrer. "Ya lo dijo muy claro el presidente de la AVL: si estás enfermo vas al médico, si tienes un juicio te buscas un abogado. En este sentido yo añado que los diccionarios los hacen los académicos y no los políticos", ha recalcado Moreno. Asimismo, acusa a la Generalitat de incumplir varios puntos del Estatuto, con actuaciones como que "ni el presidente de la Generalitat ni la delegada del Gobierno se expresan de forma habitual en la lengua propia de los valencianos; la Consejería de Educación ha recortado 810.000 euros en ayudas en 2013 para la promoción del valenciano o el cierre de Radio Televisión Valenciana", entre otras.

Diccionari

El portavoz del grupo socialista en las Corts, Antonio Torres, lamentó el domingo que "cuando el PP ya no tiene nada que ofrecer intenta resucitar viejos fantasmas, como el conflicto lingüístico o la bandera" y afirmó que este caso representa "un nuevo ataque del PP de Fabra a los órganos estatutarios, como hace siempre que está en una posición de debilidad". "Ahora la AVL ya no les interesa porque no se pliega a sus deseos", indicó Torres, que recordó también que el PP "ya ha intentado romper con el pacto lingüístico y reformar algunas instituciones, como esta, que figuran en el Estatuto de Autonomía y que están blindadas, es decir, que exigen el voto de tres quintas partes de la cámara para aprobar modificaciones".

PSPV: "Cuando el PP ya no tiene nada que ofrecer intenta resucitar viejos fantasmas"En este sentido, dijo que a finales de 2013 el PP intentó aprobar la reducción de los miembros de la AVL, así como del Consell Jurídic Consultiu y del Consell Valencià de Cultura, "lo que no consiguió pese a contar con mayoría absoluta en Les Corts debido a la oposición del resto de grupos parlamentarios, que lo consideraron como un intento de resucitar el conflicto lingüístico y pretender recuperar el control político de estas instituciones". Y señaló también que Alberto Fabra "ha podido acabar con RTVV, pero la AVL continúa porque se blindó, pero como ya no la pueden tener manipulada no les interesa". En su opinión, la estrategia del PP se basa en que "lo que no sirve a sus intereses lo elimina".

Por su parte, el diputado de EUPV en las Corts Lluís Torró ha asegurado que "el aplazamiento sine die de la publicación del diccionario de la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) parece un auténtico secuestro, como se hacía con las publicaciones incómodas en época del franquismo". Ha pronunciado de esta manera en un comunicado, con motivo del aplazamiento de la presentación del Diccionari. "El PP nos muestra así su auténtica cara de autoritarismo desmesurado y de manipulación de cualquier asunto que le resulta incómodo; en este caso, los signos de identidad del pueblo valenciano", ha lamentado. Y ha afirmado que "el ataque del PP a la lengua manifiesta el desprecio absoluto que tienen por ella, y su forma de tratar de utilizarla como arma política en medio de una debacle sin precedentes de sus expectativas electorales".

EUPV: "El ataque del PP a la lengua manifiesta el desprecio absoluto que tienen por ella"

Al parecer Palomero, la AVL se creó para "poner paz en el falso conflicto lingüístico", lo que ha conseguido a lo largo de esta década y ahora "hay quien despierta al monstruo del Lago Ness cuando hay un horizonte electoral desfavorable, por la razón que sea". "La AVL no está interesada en mantener el conflicto lingüístico, al contrario, actúa con la mayor eficacia y respeto, tanto a la verdad científica como al pueblo y al hablar valenciano", ha sostenido Palomero quien, ha recordado, que lo mismo que dice la definición del Diccionari se dijo ya en el Dictamen sobre la lengua que la AVL aprobó en 2005.

Preguntado por las informaciones periodísticas que aseguran que el Consell se puede plantear cortar la financiación a la AVL, Palomero ha ironizado: "Pues que la cierren, como Canal 9, porque visto lo visto...". "Pero nosotros estamos en el Estatuto (de Autonomía), así que lo van a tener un poquito más difícil", ha advertido. La propia Acadèmia Valenciana de la Llengua defendía la labor realizada con el Diccionari el pasado viernes, cuando el pleno de la entidad dio el visto bueno al texto con una amplia mayoría: 16 votos a favor, 2 en contra y 2 abstenciones. El presidente de la AVL, Ramon Ferrer, manifestaba entonces que se trata de "una obra largamente esperada, con la que se cierra un proceso laborioso y necesariamente dilatado en el tiempo".