Público
Público

Alberto Fabra da marcha atrás y renuncia a su "personal coach"

La contratación supondía un coste de 20.000 euros y en principio iba a ser sufragada con fondos públicos hasta que la Generalitat se negó a "abonar cantidad alguna". Císcar la había justificado declar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En menos de doce horas Alberto Fabra ha pasado de contratar un 'personal coach' pagado con dinero público a ver cómo la Generalitat Valenciana le rescinde el contrato.

La sucesión de acontecimientos ha vivido el que presumiblemente será su último capítulo esta misma tarde, después de que el Gobierno autonómico rescindiera el contrato que había sido suscrito con un entrenador en técnicas de desarrollo personal para que diese un curso sobre liderazgo al president, Alberto Fabra.

Así lo ha asegurado este jueves la Generalitat Valenciana a través de un comunicado, en el que quiere 'dejar claro' que 'no saldrá ni un euro de las arcas' del Gobierno autonómico para 'sufragar' la acción formativa suscrita con el 'personal coach'. En el comunicado, la Generalitat asegura que 'no ha abonado ni va a abonar cantidad alguna por el contrato menor' contraído 'por servicios en materia de formación para altos directivos' y ha subrayado que la normativa de contratación de las administraciones públicas 'permite adjudicar los llamados contratos menores: los suministros, servicios y obras cuyo presupuesto esté por debajo de 18.000 euros, IVA excluido'.

Fabra 'destaca por su sentido común, cercanía, capacidad de gestión y su autoexigencia' La Generalitat ha resaltado que existe un 'amplio abanico' de servicios que se contemplan en las tipologías de la contratación administrativa como 'investigación y desarrollo, consultores de dirección y servicios conexos, educación y formación profesional, otros servicios, etc'.

Previamente, el mismo Fabra dio instrucciones para que no se abonara el servicio en materia de formación para altos directivos que se contrató con el preparador personal Javier Martínez de Marigorta Andreu, 'atendiendo a los principios de austeridad que impulsa desde este Gobierno'.

Sin embargo, el vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, había justificado previamente la contratación pública de un entrenador experto en técnicas de liderazgo, 'personal coach', para el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, porque se trata de una 'formación' que 'redunda en beneficio' de los valencianos.

Císcar se ha expresado de esta manera en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell al ser preguntado por la contratación de un entrenador personal para mejorar las capacidades de liderazgo de Fabra, cuyo coste, según informaciones periodísticas, ascienden a 20.000 euros. Inquirido por si no debería ser él mismo o el PPCV el que asuma esa contratación, Císcar ha insistido en que se trata de un 'esfuerzo de formación para ponerlo al servicio de los valencianos'.

En este sentido, ha argumentado que el jefe del Consell 'es una persona que, quien le conoce bien, sabe que se exige mucho y tiene un alto afán de superación'. Así, este curso 'se enmarca en ese contexto, en una formación permanente para, desde su responsabilidad como presidente de la Generalitat, dar el máximo de sí mismo en beneficio de todos los ciudadanos'.

'Se trata de un esfuerzo de formación para ponerlo al servicio de los valencianos' El portavoz del Consell ha explicado que lo que se pretende es una formación en materias 'que luego van a redundar en beneficio de la sociedad'. El objetivo, ha subrayado es 'sacar el mayor rendimiento a todas sus cualidades' y ha señalado que Fabra 'destaca por su sentido común, cercanía, capacidad de gestión y su autoexigencia'.

Se trata, ha agregado, de un 'esfuerzo de formación al servicio de todos los valencianos y es una práctica habitual en los dirigentes políticos de primer nivel' y una 'práctica común entre presidentes del Gobierno y de comunidades autónomas', ha aseverado.

A preguntas de los medios ha dicho que desconocía si los predecesores de Fabra también han utilizado ese servicio pero 'muy probablemente sí', ha dicho.

'Todo esto, al final, es en servicio de todos los ciudadanos. las personas que están al máximo nivel y se les exige lo máximo, es lógico que vayan teniendo una formación permanente' y 'redunda en beneficio de la sociedad', ha remarcado Císcar que, a preguntas de los medios, ha afirmado que la contratación de este servicio 'no tiene contradicción' con el esfuerzo por los ajustes que se le pide a los ciudadanos.