Público
Público

Llamazares-Garzón Alberto Garzón: "Es curioso que quien nos acusa de liquidar a IU monte otro partido que puede competir contra IU"

El coordinador federal de Izquierda Unida acusa al exlíder de la formación, Gaspar Llamazares, de ir "a su bola" y de no tener "ninguna credibilidad" después de registrar el partido político Actúa junto a exjuez Baltasar Garzón.

Publicidad
Media: 4.58
Votos: 12
Comentarios:

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón.- IU/ JOSÉ CAMÓ

La situación se veía venir, al menos, desde hace casi dos años, cuando en pleno follón interno a costa de la entonces vaporosa confluencia entre Izquierda Unida y Podemos, Gaspar Llamazares ofrecía un acto público junto al exjuez Baltasar Garzón, en Vallecas, pleno corazón del Madrid más obrero y de clase. Allí se reunieron voces de la izquierda de larga trayectoria, como Cristina Almeida, y también voces con un camino mucho más corto, como Beatriz Talegón. El moderador del acto que se hizo llamar "por la confluencia" matizó desde el principio: "No se va a anunciar otra candidatura electoral". Era cierto, sólo se iba a criticar el acercamiento, la "absorción", decían, de Podemos a IU, o mejor apuntado, la absorción del recién proclamado coordinador de IU, Alberto Garzón, por el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

En efecto, no hubo entonces nueva candidatura. Ha tardado bastante en anunciarse algo que tampoco está muy claro qué será. Llamazares, que actualmente ya lidera el partido Izquierda Abierta dentro de IU, explicaba que la inscripción de la asociación Actúa como partido el pasado 3 de agosto no responde a intereses electorales, sino que se ha llevado a cabo para "proteger el nombre", al igual que hizo en su día Unidos Podemos. "Aquí o te registras o te registran el nombre", se excusaba Lamazares. Hace dos años era Baltasar Garzón el que explicaba ese "aquí" de otra manera: "O te adhieres (a la confluencia de Podemos) o te jodes". Pero, por lo pronto, Llamazares ya se ha reunido con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para "abordar el tema Actúa", aunque según el propio Llamazares, esta reunión fue "sólo un café" cuando aún ni siquiera estaba registrada la nuev plataforma política objeto de polémica.

Pero pese a los intentos de Llamazares de evitar polémica, Alberto Garzón ha respondido a esta maniobra de uno de sus más fervientes críticos. "Es curioso que quien nos acusa de liquidar a IU monte otro partido, al margen de IU, que puede llegar a competir contra IU", asegura Garzón en un artículo publicado este viernes en eldiario.es. El coordinaro se ha explayado en esta tribuna y ha criticado con dureza la actitud del actual diputado de IU en Asturias.

Garzón ha señalado que Llamazares "está construyendo las excusas para irse" de IU, después de fundar Actúa junto al juez Baltasar Garzón.

El coordinador federal ha recordado que Llamazares "lleva meses sin ir" a las reuniones de la dirección de IU y que, aunque es "totalmente legítimo" que discrepe de la línea política de la formación, solamente obtuvo un 4%de los votos, mientras que la actual dirección obtuvo un 75%.

Garzón ha criticado también que Llamazares insista "erre que erre" en que la organización va a desaparecer y que tenga "una enorme presencia en medios de comunicación" sin estar esta coordinada con la dirección federal.

El dirigente de Izquierda Unida ha defendido que su partido se encuentra ahora en "plena fase de recuperación" y ha concluido que "ninguna aventura personal o privada puede doblegar un proyecto con tanta fortaleza y con tanta razón".

Llamazares ha respondido a Garzón que Actúa "es un partido instrumental", que "no va su bola" y que coincide en un "99 por ciento" en la línea política, pero que, cuando "tiene una diferencia", la expresa.

En declaraciones a La Sexta, Llamazares ha reiterado su compromiso con IU, pero también la necesidad de crear la nueva plataforma cívica ante "el grave error" de que no se superen los pulsos internos de la izquierda para anteponer "la voluntad mayoritaria de la población".

En un comunicado, Actúa ha recordado que no tiene "intención electoral", ni tampoco "contar con militancia" o "dividir a la izquierda", sino que busca ser "una medida preventiva" que promueva "la reflexión, el debate y la intervención política".