Publicado: 21.12.2015 14:51 |Actualizado: 21.12.2015 14:51

Alberto Garzón se ofrece para un frente anti-PP y dice que el futuro de IU no corre peligro

Asegura que las candidaturas de Galicia y Catalunya prueban lo acertado de construir una unidad popular amplia y que seguirá buscándola. Pese a los malos resultados, cree que nadie tiene que asumir responsabilidades políticas porque la "hazaña ha sido "heroica".

Publicidad
Media: 4.45
Votos: 22
Comentarios:
El candidato de IU-Unidad Popular a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha analizado ante los medios los resultados de las elecciones generales del 20-D. EFE/J. J. Guillén

El candidato de IU-Unidad Popular a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha analizado ante los medios los resultados de las elecciones generales del 20-D. EFE/J. J. Guillén

MADRID.-Más de 900.000 votos y dos diputados para Unidad Popular-Izquierda Unida dejan un Congreso "que no es espejo de la voluntad de la sociedad", ha resumido el candidato, Alberto Garzón, durante la rueda de prensa de esta mañana para valorar el nuevo mapa político tras el 20-D.

Reconoce abiertamente que los resultados son "malos" pero pone en valor los "casi un millón de votos" cosechados por su candidatura. "Estamos descontentos porque no hemos cumplido nuestros dos objetivos, el de tener grupo autónomo y el de impedir que el bipartidismo siga siendo mayoría en el Congreso", ha dicho. Pero hasta ahí.



Como si no hubiera pasado nada por caer de once escaños a dos, el líder de la formación ha dejado claro que se puede contar con sus diputados para impedir que gobierne la derecha. "No vamos a dejar que gobierne el PP", ha asegurado, pero siempre poniendo por delante el programa y condiciones como derogar la reforma laboral, la ley mordaza, la Lomce... "algo posible con esta nueva mayoría en el Congreso", ha dicho.

Ha lamentado que "Podemos cerrara la puerta" a una candidatura conjunta a nivel nacional, a la vista de los buenos resultados obtenidos por las candidaturas de Galicia y Catalunya, que han obtenido grupo propio y en las que también participaba IU. "Hay tres diputados de esas candidaturas que son militantes de IU y comparten este proyecto político", ha destacado el malagueño.

Tomar las riendas de la organización

Ese resultado en la periferia de España "ilumina el sendero que tiene que seguir la izquierda en el futuro", ha subrayado, porque "así se rompe el bipartidismo". Garzón llama a una "reflexión profunda, serena y tranquila", a "repensar la izquierda" porque, a su juicio, "la unidad popular es el único instrumento posible para transformar el país", ha insistido.

El candidato de IU-Unidad Popular a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha analizado ante los medios los resultados de las elecciones generales en las que, con dos escaños, no ha conseguido formar grupo propio en el Congreso. EFE/J. J. Guillén


Después de la campaña, el discurso de Garzón ha vuelto a las posiciones de hace pocos meses, que incide en dialogar con todas las fuerzas políticas para buscar la unidad de cara a unas posibles elecciones adelantadas, resultado de un Congreso ingobernable.

Tampoco ha descartado postularse en la próxima Asamblea Ordinaria de IU para asumir el cargo de coordinador federal, aunque ha desplazado la idea de adelantar esa asamblea, que toca en diciembre de 2016 como muy tarde. "La situación es de normalidad, no hay que asumir ninguna responsabilidad política por los resultados. Con todo en contra, con encuestas que nos dejaban fuera del Congreso, el resultado ha sido una hazaña heroica", ha destacado.

No obstante, Garzón ha afirmado que no hay conversaciones por el momento con ninguna fuerza política, pero confía en que se debata internamente y se ponga por delante "el interés de las personas y no el de los partidos", ha asegurado en referencia a Podemos.

El futuro de IU

Pese a las dificultades económicas de aprietan a la organización, que se suman al préstamo bancario para sufragar parte de los 2,5 millones gastados en esta campaña, Garzón ha desligado el futuro de IU a la financiación proveniente del grupo parlamentario que han perdido. Eso sí, ha asegurado que están "estudiando todas las posibilidades" para formar un grupo técnico, como ya hicieran con ERC en 2008. No descartan, incluso, buscar la colaboración de EH Bildu, que ha conseguido dos diputados.

Por último, el líder de IU ha criticado el sistema electoral que les obliga a obtener "400.000 votos para cada diputado mientras a otras fuerzas les vale con 60.000". Cree que con el nuevo parlamento, sin mayorías absolutas, se puede modificar para conseguir que el Congreso sea "un espejo fiel de la voluntad popular". También ha asegurado que "el llamamiento al voto útil" sólo ha servido "para dar escaños al PP", y ha destaco el caso de Málaga, donde por 3.532 sufragios, su candidatura se quedó sin escaño y lo obtuvo el PP.