Publicado: 06.11.2015 14:01 |Actualizado: 06.11.2015 16:47

Alberto Garzón quiere mantener viva la "llama del 15M" en las generales con la candidatura de Unidad Popular

Defiende la "radicalidad democrática" de este proyecto y dice que Sotillos tenía unas exigencias económicas "inasumibles"

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6
Comentarios:
El candidato de Izquierda Unida a las generales, Alberto Garzón, durante la presentación de la candidatura de Unidad Popular, que está integrada básicamente por IU e independientes, hoy en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

El candidato de Izquierda Unida a las generales, Alberto Garzón, durante la presentación de la candidatura de Unidad Popular, que está integrada básicamente por IU e independientes, hoy en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha dado este viernes el pistoletazo de salida a la lista electoral con la que se presentará el 20 de diciembre, Unidad Popular, una candidatura con la pretende mantener viva "la llama del 15M" y que está convencido de que "dará la sorpresa" la noche electoral.

Garzón ha liderado este viernes en Madrid el acto de presentación de la candidatura arropado por integrantes de las listas de Unidad Popular en todas las circunscripciones, como su 'número dos' en Madrid, la activista Sol Sánchez, el número uno por Valencia, Ricardo Sixto, o los candidatos en Asturias y Córdoba, Manolo González y Antonia Parrado.



Unidad Popular será el nombre que la coalición registre ante la Junta Electoral Central y esta denominación es la que aparecerá también en la papeleta, acompañada de las siglas de IU y de los acuerdos con partidos territoriales, como la Chunta Aragonesista en Aragón o Batzarre en Navarra.

"Esta candidatura expresa lo mejor de las luchas sociales y sindicales. Recoge la llama del 15M para mantenerla viva en el tiempo, mantener viva una llama que nos habla de democracia radical", ha proclamado Garzón, que ha subrayado el "paso atrás" dado por las formaciones políticas para ceder el protagonismo a los ciudadanos.

Garzón ha presumido de "un proyecto político rupturista, ecologista, feminista y nítidamente de izquierdas"

Según ha explicado, esta candidatura pretende "mantener vivo el hilo" de las listas de unidad que triunfaron en las elecciones municipales, como la de Manuela Carmena en Madrid o las mareas gallegas. Todo ello con "un proyecto político rupturista, ecologista, feminista y nítidamente de izquierdas" que ofrece "propuestas concretas para salir de la crisis".

Rechaza las críticas de Sotillos

Garzón ha subrayado el carácter democrático de Unidad Popular y, así, ha rechazado las críticas del exsocialista y líder de Decide en Común Alberto Sotillos, que este mismo viernes ha anunciado que abandona el proyecto acusando a IU de querer "un cheque en blanco". "Decide en Común pretendía unas exigencias económicas que eran inasumibles", ha zanjado Garzón, que ha rechazado dar detalles de la polémica por "elegancia". "Estamos en un proyecto político y no podemos estar cerrando acuerdos económicos en virtud de la supervivencia de las propias organizaciones", ha resumido.

El lugar de IU en estas elecciones aún está en vilo en lugares como Galicia o Cataluña, donde los acuerdos para una candidatura de unidad siguen sin cerrar. En Galicia las posturas con Podemos y Anova para una lista unitaria están más cercanas, mientras que en Cataluña EuiA parece que se aleja del acuerdo de En Comú Podem.

Donde sí que está descartado el acuerdo es en Valencia, donde Podemos y Compromís dijeron que ofrecían al candidato de Unidad Popular el cuarto puesto en la lista

Donde sí que está descartado el acuerdo es en Valencia, donde Podemos y Compromís dijeron que ofrecían al candidato de Unidad Popular el cuarto puesto en la lista, aunque desde IU dicen que no les dieron ninguna garantía. "En Valencia las negociaciones empezaron muy tarde y sin capacidad de llegar a un acuerdo porque nunca hubo una propuesta concreta encima de la mesa", ha apuntado.

Contradicción de Podemos

Según ha remarcado, IU siempre hizo una apuesta clara por la unidad de la convergencia para estas elecciones y ahora es Podemos quien debe explicar sus "contradicciones", negándose a pactos estatales pero aceptando renunciar a sus líneas rojas en Galicia o Cataluña. Para Garzón, esto es una "contradicción" que debe explicar la formación de Pablo Iglesias, que en el caso de Galicia por ejemplo ha acabado aceptando formar parte de una "sopa de siglas".

Garzón ha recordado que IU ha defendido durante la última legislatura la legalización del cannabis

Unidad Popular definirá su programa electoral en una asamblea programática que celebrará el sábado día 28, aunque ya ha avanzado que sus líneas generales girarán en torno a los puntos que IU ha ido desgranando durante las últimas semanas. "Nosotros vamos a volcar en el espacio de Unidad Popular nuestras ideas para que se vuelva a discutir", ha señalado Garzón, que sin embargo confía en que sean asumidas sin polémica porque son "de sentido común".

Sobre puntos concretos como la despenalización de la marihuana, Garzón ha dicho que aún no tienen postura definida, aunque ha recordado que IU ha defendido durante la última legislatura la legalización del cannabis, en la convicción de que hay que "educar a la gente" para que no consuma drogas pero que su prohibición "beneficia a las mafias".

Además, ha recordado que exigen la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2010 aprobadas por Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero. Por ello, ha celebrado que el PSOE "finalmente" apueste por derogar totalmente la reforma del PP, pero ha recordado que los socialistas siguen apoyando la de 2010, que ellos también rechazan.