Publicado: 18.12.2015 21:51 |Actualizado: 18.12.2015 21:51

Alberto Garzón saca su mochila el último día de campaña

El candidato de Unidad Popular-IU abarrota su último mitin antes del 20-D, en Getafe, y agradece el esfuerzo a los más de 4.500 asistentes usando la palabra con la que le cuestionó Podemos: "Vosotros sois mi mochila y estoy orgulloso"

Publicidad
Media: 4.23
Votos: 22
Comentarios:
El candidato de IU-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, tras su intervención en el mitin de cierre de campaña de su partido para las elecciones generales del 20-D, en el Polideportivo Municipal Juan de la Cierva de Getafe. EFE/Mar

El candidato de IU-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, tras su intervención en el mitin de cierre de campaña de su partido para las elecciones generales del 20-D, en el Polideportivo Municipal Juan de la Cierva de Getafe. EFE/Mariscal

Ficha:
Lugar: Pabellón polideportivo Juan de la Cierva, Getafe (Madrid)
Intervinientes: El humorista Facu Díaz (presentador), los números dos y tres por Madrid, Sol Sánchez y Enrique Santiago, la concejala de Getafe Vanesa Lillo y los 'ocho de Airbus', sindicalistas que se enfrentan a años de prisión por participar en un huelga.
Aforo: Más de 4.500 personas dentro y alrededor de un millar en la puerta. Lleno total.
Incidencias: La Policía impidió que entrara más gente bajo amenaza de clausura del acto

GETAFE (MADRID) "La huelga no es delito. Que viva la lucha de la clase obrera". Eso era lo que escuchaba en el acto de cierre de campaña de Unidad Popular-Izquierda Unida antes de que intervinieran 'los ocho de Airbus', aunque hoy sólo estaban cuatro. Son unos sindicalistas que se enfrentan a una petición de cárcel de más de ocho años para cada uno por participar en una huelga. "Jamás me hubiera imaginado estar así en 2015. Nuestro único delito es ser sindicalistas y defender a la clase obrera", ha dicho el portavoz.

El candidato, Alberto Garzón, ha querido finalizar la campaña rodeado de símbolos para apelar al voto de izquierdas y a la clase obrera. O lo que queda de ella, entendido en términos clásicos. Por eso ha elegido una de las principales ciudades del llamado 'cinturón rojo' de Madrid. En el polideportivo Juan de la Cierva de Getafe, más de 4.500 personas se han acercado a poner el broche a una campaña que ha ido creciendo cada día, al menos en número de asistentes. Ha habido aún simpatizantes que el acto de ayer en Málaga, el más multitudinario de la campaña.



El público estaba entregado en este mitin. No se ha parado de gritar, de tocar el bombo, de levantar pancartas con el lema "vota a Garzón, primo". Los asistentes se han levantado para recibir hasta al número tres de la lista por Madrid, el abogado Enrique Santiago, que sabe conseguir una cerrada ovación al asegurar, con esa voz que pareciera el mismo Miguel Ríos, que Jaldía Aubakra, candidata al Senado por UP-IU, "fue ayer liberada de esa cárcel que es la Franja de Gaza y hoy está con nosotros".

Garzón ha entrado en escena, puño en alto, tras las primeras intervenciones, entre gritos de "presidente", y en esta ocasión ha empezado agradeciendo su apoyo a los miles de personas que han llenado cada recinto electoral en esta última semana de campaña. Al mismo tiempo ha lanzado un mensaje velado a Podemos, que criticó la "pesada mochila" con la que carga el candidato de cara a la confluencia; a saber: una organización llamada Izquierda Unida. " Esto es una candidatura colectiva, de trabajo colectivo. No esperamos salvadores. Vosotros, vuestra lucha, sois mi mochila y me siento orgulloso de ella", ha dicho.

Militantes y simpatizantes asisten al mitin de cierre de campaña del candidato de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, para las elecciones generales del 20-D, en el Polideportivo Municipal Juan de la Cierva de Getafe. EFE/Mariscal

Militantes y simpatizantes asisten al mitin de cierre de campaña del candidato de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, para las elecciones generales del 20-D, en el Polideportivo Municipal Juan de la Cierva de Getafe. EFE/Mariscal

Quizás haya sido la única novedad de su discurso, aunque también aludió a esto en Málaga. Es lo que tiene ser la fuerza política de la que nadie habla, ni los rivales políticos, ni los medios de comunicación ni las encuestas electorales. No se puede responder a nadie cuando nadie te pregunta ni te ataca porque, simplemente, no existe para ellos. Así que Garzón ha vuelto a repetir su discurso.

En él no falta las llamadas al "voto con el corazón" para mantener "un grupo parlamentario sólido de la izquierda". Tiene esperanzas de dar la sorpresa. Aunque sea una sorpresa modesta, porque más de cinco escaños sería ya un hito en este momento político. "igual que hemos desbordado este polideportivo, vamos a desbordar el domingo las urnas de votos para Unidad Popular", ha pedido. Y Confía en ellos, porque según él, su candidatura ha logrado "romper el guion de esta campaña a cuatro" (partidos).

Para el considerado 'salvavidas' de IU, este viernes "no es el último día campaña, es otro día más de lucha, porque después del domingo, esta candidatura seguirá luchando en la calle". Quizás sea lo único que le quede. Quizás no. Todo depende, para él, de los indecisos y de que se movilicen los barrios de clases populares, "a diferencia de los barrios ricos, que van siempre a votar a los suyos", ha exclamado.

Para lo que pase, Garzón trata de amortiguar un mal resultado. "La nuestra es una campaña que siembra para recoger los frutos más adelante. Nos jugamos un nuevo orden social en el que van a vivir nuestros hijos", ha explicado. Y su objetivo es "transformarlo para ponerlo al servicio de la mayoría social", para que dejen de gobernar "los que no se presentan a las elecciones, la oligarquía que entrega sobres a los gobiernos".

"No nos vamos, no nos callamos, no nos resignamos y no cambiamos nuestras propuestas al calor de las encuestas", ha añadido. "La unidad popular no es sólo para los eslóganes; se practica en la calle, haciendo política, parando desahucios, yendo a manifestaciones, rodeando el Congreso. En esos momento no se pregunta al de al lado de qué color es el carné que lleva en el bolsillo", ha afirmado. Ya no hay más margen. IU se la juega este domingo.